Detenido por retener a su esposa durante más de un año en su casa

Ejea de los Caballeros. La Guardia Civil halló a la mujer, de origen senegalés, tumbada en la cama y aturdida.
AGENCIAS

Un hombre de 50 años ha sido detenido en la localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros como supuesto autor de los delitos de detención ilegal y de malos tratos en el ámbito familiar, tras haber retenido a su esposa en su domicilio durante más de un año. La detención de M.S., vecino de la citada localidad y de nacionalidad senegalesa, tuvo lugar el martes después de que agentes de la Guardia Civil encontraran a la mujer en el interior del domicilio familiar, tumbada en la cama de una de las habitaciones, en cierto estado de aturdimiento.

Según informa la Delegación del Gobierno en Aragón, la víctima fue trasladada al centro de salud para su exploración, y al ser reconocida por los facultativos le fueron detectadas lesiones leves por contusión en el malar izquierdo y labilidad emocional con llanto.

Investigación del caso
Las investigaciones de este hecho comenzaron el martes, cuando especialistas en la investigación de delitos contra las personas de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de que en Ejea de los Caballeros una mujer de origen senegalés venía sufriendo malos tratos, físicos y psicológicos, por parte de su esposo.

Así, se iniciaron las gestiones pertinentes para la identificación del posible autor, comprobación y esclarecimiento de los hechos, y en un primer momento se logró contactar con el marido en su lugar de trabajo. Las mismas fuentes indicaron que al ser preguntado por su esposa, el detenido se empezó a comportar de forma inquieta, variando la actitud hacia los agentes, a los que manifestó que no permitía que nadie se metiese en los problemas de la pareja, por lo que ante esta actitud y las informaciones obtenidas los agentes solicitaron que les acompañase de forma voluntaria hasta su domicilio, a lo que accedió. Una vez en el domicilio conyugal, fue requerido para que llamase a su mujer, a lo que accedió, pero no obtuvo respuesta alguna, motivo que hizo sospechar a los agentes, por lo que decidieron entrar en el interior del domicilio. Debido al estado en el que encontraron a la mujer, y tras corroborar que habría estado retenida en su domicilio desde noviembre de 2009, se procedió a la detención del marido como supuesto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar y otro de detención ilegal.

La víctima de los hechos estuvo asistida en todo momento por una trabajadora social y fue trasladada a una vivienda protegida del Servicio Aragonés de la Mujer. El juez del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ejea de los Caballeros tomó declaración al hombre, a la mujer y a un testigo.

Desde del Tribunal Superior de Justicia de Aragón se explica en un comunicado que durante su comparecencia ante el juez la mujer aludió a una agresión a manos de su marido en el mes de noviembre y otra el 24 de diciembre de 2010.