Detenido por obligar a una mujer discapacitada a ejercer la prostitución en clubes de alterne

La engañó para traerla desde Rumanía a España y la sometió a violencia física y psicológica.

 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de nacionalidad rumana, por supuestamente obligar a una mujer con discapacidad a ejercer la prostitución en clubes de alterne de Málaga.


Al parecer, engañó a la víctima, también de origen rumano, para traerla a España con la falsa promesa de un trabajo como empleada del hogar. Una vez en el país, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, presuntamente la sometió a todo tipo de violencia física y psicológica para obligarla a ejercer la prostitución.

La investigación comenzó a finales de diciembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una mujer discapacitada estaba prestando servicios sexuales obligada por un compatriota, quien la trajo de Rumanía aprovechándose de su discapacidad y de su situación de necesidad.

Una vez en España, el arrestado le quitó toda la documentación, para así evitar que la víctima se escapara del control al que era sometida, y la obligó a ejercer la prostitución en diferentes clubes de alterne, sufriendo además todo tipo de violencia física y psíquica.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo VII de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, la UCRIF de Málaga, la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de Marbella (Málaga) y la Agregaduría de Interior de la Embajada de Rumanía en España.

La Policía Nacional ha recordado que está en marcha la segunda fase del Plan Contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, que incluye una campaña con dos vídeos que informan de las distintas vías habilitadas para canalizar tanto la colaboración ciudadana, como la denuncia de las víctimas.

Estas vías son el teléfono gratuito (900 10 50 90) atendido las 24 horas por policías especializados de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, y el correo electrónico trata@policia.es. Ambos medios preservan la confidencialidad de sus usuarios. Además, este plan creó también un espacio propio dentro de la página web oficial de la Policía Nacional como canal adicional de información sobre este delito.