Detenido por intercambiar fotos de índole sexual con niñas por Internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a un hombre de 68 años que se hacía pasar por un joven de 18 en Internet para engañar a menores con las que intercambiaba fotografías de índole sexual.

Esta persona creó perfiles falsos en diferentes redes sociales mediante los que contactaba con sus víctimas potenciales. Una vez se ganaba su confianza, comenzaba una relación de noviazgo virtual y les solicitaba las imágenes íntimas, ha informado la Dirección General de la Policía en una nota de prensa.

En una ocasión, han continuado las mismas fuentes, llegó a seguir a una de las menores, quien relató a los investigadores el carácter celoso de esta persona que incluso sabía qué ropa vestía en alguna ocasión. Hasta el momento, han sido identificadas dos víctimas en Zaragoza y dos más en la localidad valenciana de Xirivella.

Las investigaciones se iniciaron en abril del año pasado, a partir de una denuncia presentada en Zaragoza por un delito de corrupción de menores sobre una niña de 14 años.

El presunto autor del delito, cometido a través de Internet, entabló amistad con la víctima, inició un noviazgo virtual y le solicitó fotografías de carácter sexual explícito y mantuviese con él conversaciones de ese tenor.

Los agentes lograron identificar al autor de estos hechos, residente en Zaragoza, y paralelamente iniciaron una nueva investigación sobre el mismo individuo, a raíz de otra denuncia presentada en Xirivella (Valencia) por hechos idénticos cometidos sobre otra menor residente en dicha localidad.

Coordinadas las pesquisas entre las distintas unidades policiales, se determinó que el investigado utilizaba varios perfiles creados en redes sociales populares entre los adolescentes, con los que, haciéndose pasar por un joven de 18 años, contactaba con chicas para un noviazgo virtual. De este modo se ganaba su confianza para lograr que le enviasen fotografías desnudas y a su vez enviarles otras fotografías de carácter sexual.

CELOSO Y CONTROLADOR

La policía localizó en la primera fase de la investigación a cuatro víctimas de sus engaños, dos niñas de Zaragoza y otras dos de Xirivella. Todas ellas relataron a los investigadores que su 'cibernovio' era además muy celoso y controlador.

De hecho, una de las niñas narró que había sido espiada, puesto que el investigado le daba cuenta de sus movimientos e incluso de la ropa que vestía sin que ellas advirtieran su presencia, lo que le generó una gran inseguridad.

Una vez obtenidas las evidencias tecnológicas que acreditaban su identidad y participación en los hechos, el investigado fue detenido y puesto a disposición judicial, siendo ingresado en prisión preventiva.

En el registro de su domicilio, se intervino material informático y teléfonos móviles, cuyo análisis permitirá determinar con precisión el alcance de sus actividades y, en su caso, la existencia de otras víctimas menores de edad, habiéndose comprobado que los contactos se realizaban mediante el teléfono móvil.

USO RESPONSABLE

La Dirección General de la Policía ha recordado a los padres la importancia de que controlen el uso de estos dispositivos por sus hijos menores de edad, configurando los terminales con herramientas de control parental y que eduquen a sus hijos en el uso responsable de Internet.

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo I de Delitos Tecnológicos, la Unidad de Familia y Mujer, ambos de Zaragoza, y la Unidad de Familia y Mujer de la Comisaría de Xirivella (Valencia).

Noticias relacionadas