Detenido por cometer hasta 25 robos en sólo ocho días

39 detenciones. El arrestado, de 37 años y natural de Toledo, actuó en el interior de una decena de establecimientos comerciales y en quince turismos
E. G.

En concreto, la detención se produjo a raíz de una llamada recibida por el Cuerpo Nacional de Policía en la que el alertante avisó de que un individuo se encontraba manipulando la puerta de entrada a un establecimiento de alimentación ubicado en la calle Gran Capitán.

Tras recibir el aviso, varios agentes de la Policía Nacional se trasladaron hasta el lugar de los hechos donde comprobaron que un escaparate del comercio estaba fracturado y al lado del mismo, hallaron varios productos alimenticios que habían sido sacados a través del escaparate. Además, observaron que un individuo salió corriendo al detectar la presencia policial, consiguiendo darle alcance en la avenida de Torres Villarroel, donde finalmente fue detenido. Se trata de un hombre con iniciales A. R. M., de 37 años y natural de Toledo.

En el arresto, los agentes le intervinieron un destornillador del que había intentado desprenderse, arrojándolo al suelo. El hombre presentaba también restos de sangre que procedían de un corte en un dedo de la mano derecha, por lo que fue trasladado al Hospital Clínico.

El detenido, al que le constan 39 detenciones anteriores es un delincuente habitual en delitos contra el patrimonio, constándole ocho detenciones a partir del día 28 de diciembre del pasado año, todos ellos cometidos en Talavera de la Reina.

La Brigada de Policía Judicial, tras distintas diligencias de investigación realizadas, considera al detenido como el presunto autor de quince delitos de robo con fuerza cometidos en el interior de vehículos, denunciados a partir del 15 de enero y diez robos con fuerza en establecimientos comerciales, cuyas sustracciones fueron denunciadas a partir de la misma fecha de referencia, entre los que se encuentran una mercería en la avenida de Alfonso IX, cuyo robo se produjo a plena luz del día y aprovechando que los propietarios habían salido a comer; en una boutique ubicada en la calle Vázquez Coronado, donde robó presuntamente varias prendas después de romper la luna central; en otra boutique ubicada en la calle Zamora; así como en una empresa de informática (durante la madrugada del domingo día 17 de enero), que se encuentra en el paseo del Rollo; en un bazar en la calle La Alberca; una zapatería en Filiberto Villalobos; en una pescadería en la avenida de Comuneros y en una peluquería ubicada en el paseo de Carmelitas, entre otras. El arrestado pasó en la mañana de ayer a disposición judicial y tras declarar, el juez ordenó su ingreso en prisión preventiva en el centro penitenciario de Topas.