Detenido por circular en sentido contrario y esgrimir una navaja a un conductor

Avenida de Portugal. El arrestado, de 33 años, que dio positivo en el test de alcoholemia, fue retenido por la víctima, que se subió al capó del turismo
E. G.

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a primera hora de la mañana de ayer a un salmantino de 33 años, acusado de amenazar con un arma blanca a un ciudadano y de poner en peligro la seguridad del tráfico ya que llegó a circular en dirección contraria, según informó el portavoz de la Comisaría provincial.

Los hechos ocurrieron en torno a las 8.00 horas, cuando la Sala del 091 de la Policía Nacional recibió el aviso de que un individuo estaba amenazando a otro con una arma blanca, concretamente, una navaja, a la altura de la avenida de Portugal y Alfonso IX, próximo a la glorieta de Filiberto Villalobos. Tras recibir el aviso, hasta el lugar se trasladaron varias dotaciones policiales, que observaron en el lugar a una persona subida en el capó de un vehículo, que se encontraba atravesado en la vía pública, impidiendo la circulación rodada. Tras percatarse de la presencia policial, el conductor del turismo intentó, sin éxito, salir huyendo del lugar para evitar ser detenido. Finalmente, en torno a las 8.45 horas, los agentes arrestaron al individuo, cuya identidad responde a las iniciales J. A G. S.

Tanto por las manifestaciones de la víctima como de algunos testigos, los agentes averiguaron que el arrestado conducía un turismo marca Renault 21. Se saltó, según los testigos, dos líneas continuas y de manera imprevista cambió el sentido de su marcha, bloqueando el paso de los vehículos que circulaban en sentido contrario.

En el momento en que uno de los conductores le recriminó su actitud, el detenido se bajó del turismo y esgrimiendo una navaja trató de agredir a la víctima, desistiendo tras comprobar que los agentes habían llegado al lugar de los hechos. Para evitar que el sospechoso huyera, el amenazado se subió al capó del turismo para impedírselo.

Los efectivos trasladados al lugar y junto con la ayuda de agentes de la Policía Local procedieron a la detención del alborotador que además, presentaba síntomas de embriaguez, quedando acreditado su estado al arrojar un resultado positivo en las pruebas de alcoholemia.

El detenido J. A. G. S., al que le constan dos detenciones por hechos delictivos anteriores, fue trasladado ayer a las dependencias judiciales para tomar declaración por los hechos, según señalaron fuentes policiales.