Detenido en Santander el presunto pederasta de Ciudad Lineal, que aprovechaba viajes laborales a Madrid para abusar de niños

El presunto pederasta de Ciudad Lineal (Madrid), detenido en Santander, es un ciudadano español que tenía fijada su residencia habitual en la capital cántabra y se desplazaba a Madrid para perpetrar sus crímenes contra menores, según fuentes de la investigación.

Las mismas fuentes han precisado que se trata de un delincuente con diversos antecedentes por otro tipo de actividades criminales. El arrestado se dedicaba, entre otros asuntos, a realizar cobros a morosos por encargo y ya había pasado por la cárcel.

Las fuentes consultadas le describen como un "auténtico depredador" y aseguran que podría "haber ido más allá" en caso de haber cometido un nuevo secuestro, incluso haber acabado con la vida de su víctima para evitar ser identificado.

Los investigadores creen que se encontraba en Santander para que no se le vinculase con los secuestros y abusos a menores y que aprovechaba sus viajes a Madrid para cometer también otro tipo de delitos.

 

Al secuestrador se le atribuyen tres raptos de menores en esta zona. El primer secuestro tuvo lugar en septiembre de 2013 cuando se llevó a una menor de origen latino de cinco años.

 

El último secuestro se produjo el pasado mes de agosto cuando raptó a una niña de origen dominicano de siete años. El suceso se produjo después de que los abuelos de la pequeña, en un descuido, la perdieran de vista, una situación que el secuestrador aprovechó para que subiera a su vehículo.

 

En todos los casos, excepto en el último, el agresor narcotizó a sus víctimas y las llevó a un piso, donde presuntamente abusó de ellas. Luego las lavó y las abandonó horas después del rapto.