Detenidas siete personas que traían menores marroquíes de manera ilegal hasta Salamanca

Comisaría de Salamanca

Para su entrada en el país los hacían pasar por familiares o los ocultaban en sus vehículos y una vez en Salamanca los entregaban a las autoridades asegurando que los habían encontrado por la calle para que los servicios sociales se hicieran cargo de ellos. 

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación policial, denominada operación “Famena” en la que se ha detenido a seis ciudadanos extranjeros y uno español por introducir ilegalmente en España a menores de nacionalidad marroquí.

 

Las investigaciones se iniciaron tras detectarse la presencia de dos menores de 13 y 16 años, presentados como encontrados de forma casual en la calle por adultos. Los menores, tras comprobarse que no estaban acompañados por familiares fueron puestos a disposición de los servicios de protección a la infancia de la Junta de Castilla y León, según lo previsto en el Protocolo de actuación con menores extranjeros no acompañados.

 

Los investigadores del Grupo Operativo de Extranjeros de esta Comisaría sospecharon ante las versiones facilitadas por los menores respecto a la forma en la que habían accedido al territorio español, presuntamente en los bajos de un camión, dado que su estado físico no se correspondía con la versión y por las contradicciones en la descripción de los detalles del desplazamiento desde sus lugares de origen hasta la frontera y el lugar y la forma de ocultación.

 

Las gestiones practicadas permitieron relacionar fechas de los viajes a Marruecos de las personas adultas que aparentaron haberlos encontrado en la calle, con las fechas en las que los menores manifestaron haber entrado en España, lo que dio lugar a la sospecha de su introducción ilegal en el país. 

 

Una vez en Salamanca simulaban haberlos encontrado para que los servicios de protección correspondientes se hicieran cargo de ellos y poder conseguir la regularización de su estancia en el territorio español.

 

Para que la simulación tuviera mayor verosimilitud, aleccionaban a los menores para que explicaran a las autoridades españolas que habían accedido a España ocultos en un camión y su “mala situación” en su país de origen, huyendo de familias desestructuradas con problemas de alcohol y malos tratos, reforzando dicha versión, ante las dificultades para expresarse en español, con dibujos con los que pretendían explicar su problemática, en los que aparecían una botella, una persona tirando del pelo a otra y el dibujo de las ruedas del vehículo con alguien encima.

 

Las diligencias tramitadas se han remitido a los Juzgados de guardia y a la Fiscalía de Menores de Salamanca.

 

La investigación sigue abierta, no descartándose la localización y detención de otras personas sobre las que se investiga su presunta implicación en los hechos.