Detenidas seis personas por estafar a través de internet, entre los afectados, un salmantino

 
efe
Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alicante a seis personas, como presuntos autores de un delito de estafa, por el procedimiento conocido como phishing, y blanqueo de capitales, en los meses de septiembre y octubre.

En el primer caso, una persona denunció en Salamanca la realización de tres transferencias bancarias fraudulentas desde su cuenta a una cuenta de otra persona domiciliada en Alicante, por un importe total de 10.916 euros. Inmediatamente, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial iniciaron las investigaciones, averiguando además, que días más tarde el mismo autor de los hechos había intentado recibir una nueva transferencia de 2.990 euros, la cual fue detectada como fraudulenta por el banco emisor, presentándose denuncia por el perjudicado en la Comisaría de Oviedo.

Realizadas las oportunas gestiones, los investigadores lograron identificar y detener al autor, quien había recibido en su cuenta bancaria las transferencias no consentidas, reintegrando la totalidad del dinero y remitiéndolo a Ucrania a través de una empresa de envío de dinero, quedándose con una comisión del 5% del total. Después de esta denuncia se sucedieron otras, que permitieron ir deteniendo a los presuntos autores de las estafas. Los detenidos manifestaron a los policías que vía internet habían realizado un contrato de trabajo con una empresa, siendo su labor la mediación de los pagos de ésta, recibiendo en su cuenta corriente unas cantidades de dinero que tendrían que enviar a su vez a un país del Este, por medio de empresas de envío de dinero, tras quedarse con una comisión que rondaba un 5% de compensación. Por ello, además de un delito de estafa, a los arrestados se les imputa un delito de blanqueo de capitales.

Todos los receptores de las transferencias fraudulentas tenían su residencia en la ciudad de Alicante, por lo que la Brigada Provincial de Policía Judicial, tras iniciar las investigaciones logró identificar, localizar y detener a los implicados. Los arrestados fueron puestos a disposición de los Juzgados de Instrucción de guardia de Alicante.