Detenidas en España 19 personas en una operación internacional contra la distribución de pornografía infantil

Operación 'Sin Fronteras' contra pornografía infantil en Internet

Otras 60 personas han sido arrestadas en 47 ciudades de países americanos.

La Guardia Civil ha detenido en España a 19 personas como presuntos autores de delitos relacionados con la tenencia y distribución de material de abuso sexual a menores en Internet. En la operación, en la que también se encuentran en calidad de investigadas otras seis personas, se han practicados 14 registros domiciliarios en las provincias de A Coruña, Albacete, Alicante, Baleares, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Córdoba, Jaén, Sevilla, Tarragona, Vizcaya y Zaragoza.


Las investigaciones en España se iniciaron a raíz de la información distribuida en el seno del Grupo de trabajo Americano sobre Delitos Tecnológicos de INTERPOL, que alertó a los investigadores de la Guardia Civil sobre varios usuarios que, a través de conocidas redes de intercambio de archivos P2P, compartían ficheros de imagen y video con abusos a menores.

A raíz del análisis del material intervenido en la operación, bautizada 'Sin Fronteras', los agentes consiguieron identificar a 14 menores en España y dos en Colombia, todos ellos víctimas de abusos sexuales.

Varios menores fueron manipulados por adultos para que se grabaran abusando de otros, con el fin de su posterior distribución por las redes de pederastia en Internet. En algunos casos, la Guardia Civil ha podido determinar que la manipulación de los menores se realizaba en conversaciones a través de una conocida red social, suplantando la identidad de un menor mediante videos e imágenes manipuladas.

Paralelamente a la actuación en España, Cuerpos de Policía de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Venezuela, detuvieron a otras 60 personas y realizaron más de 200 registros en 47 ciudades.

Los investigadores están analizando cientos de miles de archivos de contenido pedófilo con imágenes de gran dureza, para identificar al mayor número posible de víctimas, ya que muchas de ellas podrían continuar sufriendo abusos. También se trabaja para determinar si alguno de los implicados pudiera tener conexiones con otros pedófilos que interactúen en la red.

La investigación en España está coordinada por el Juzgado de Instrucción número 12 de Plaza de Castilla de Madrid y ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, que ha contado en la fase de explotación con el apoyo de agentes del mismo Cuerpo de los Equipos Mujer-Menor (EMUMEs) y especialistas de Delincuencia Tecnológica (EDITEs.) de las provincias afectadas.