"Después de mi experiencia en 'Cámbiame' no puedo caminar por la calle sin que me miren"

Antonio Da Silva a las puertas de la Posada de las Ánimas, donde trabaja (Foto: Tamara Navarro)

De las puertas de la Posada de las Ánimas en Salamanca a las de Telecinco en Madrid: Antonio Da Silva Hernández confiesa que está a un paso de participar en un 'reality show' televisivo.

Divertido, alocado y sobre todo buena gente. Así se puede definir a Antonio Da Silva Hernádez, un joven santamartino de apenas 20 años, que ha saltado a la fama por su colaboración en el programa 'Cámbiame' de Telecinco. Su corta estancia en éste, le ha pasado factura y ahora más que nunca confiesa que "se me hace imposible caminar con tranquilidad por las calles de Salamanca sin que la gente me pare o se quiera hacer fotos conmigo".

 

- ¿Porqué decidió asistir a este programa de Telecinco?

- Es una historia larga de contar. Mi hermana vive en Barcelona, por lo que me fui para allá y allí conocí a una de las personas que más admiro profesionalmente, Pelayo. Me encanta como viste, como modela, como diseña, en fin, me gusta absolutamente todo de él. Es diseñador y nos conocimos en unas condiciones que mejor ni contar... Somos súper amigos y fue él el que me animó a asistir a este programa.

 

- ¿Quiere decir que fue algo guionizado?

- No. Pero algo parecido. Entre nosotros hay una bonita amistad. Hablamos muchísimo.

 

- ¿Entonces las lágrimas cuando Pelayo le rechazó eran falsas?

- Obvio. Yo fui porque él me lo pidió, yo valgo mucho más que todo eso.

 

- ¿Le sentó mal ser rechazado?

- Para nada, ya sabía lo que iba a pasar, era todo fingido, además a mi me encanta como visto, la verdad que a todos nos gustan los cambios, pero bueno, no pudo ser.

 

- ¿Está enamorado de Pelayo?

- No y no. Me gusta como profesional, es más te confieso que muy pronto puede que lleve a cabo algún proyecto súper importante para mí junto a él.

 

- ¿Está seguro, no ha tenido nada con el?

- Bueno sí, te mentiría si te dijera otra cosa. Si hemos tenido una relación y bastante íntima.

 

- ¿Porqué te identificas como el más importante de Salamanca?

- Llevo muchos años trabajando en la Posada de las Ánimas. A mí ya me conoce todo el mundo, aparte soy súper simpático y me gusta llevarme bien con todo el mundo. Aunque lo que sí te digo es que haber asistido a un programa de este tipo me ha pasado factura, tiene sus cosas buenas y también sus cosas malas.

 

- ¿Cuáles son las malas?

- Pues que no puedo ni caminar por la calle, la gente me para, me admira, se quiere hacer fotos conmigo, por eso te digo que tiene cosas muy buenas y muy malas.

 

- ¿A qué se dedica?

- Puf, si yo te contara... Hago de todo: modelo, pongo copas, relaciones públicas... en fin, pero lo que más me llena es la peluquería. Soy peluquero, disfruto mucho con ello.

 

- ¿De dónde es?

- De Santa Marta de toda la vida. Aunque me muevo muchísimo en Salamanca, en Barcelona, en fin estoy abierto a todo.

 

- ¿Qué hacía por Madrid el día del Orgullo Gay?

- Pues pasármelo bomba con cientos de famosos de Telecinco. Estuve hasta con Jesús Vázquez y no te voy a contar que hicimos...

 

 

- ¿Es cierto que va a participar próximamente en un 'reality show' de Telecinco?

- Sí, es probable. Pero aún no puedo hablar de eso.

 

- ¿Tiene representante para que le lleve todos sus proyectos?

- Claro, claro. Toño Sanchís -el de Belén Esteban-, yo soy súper importante.

 

Sin duda, Antonio Da Silva derrocha simpatía y 'arte' a raudales, por lo que si es cierto que próximamente entrará como participante a un 'reality show' en televisión a buen seguro que no dejará indiferente a nadie.