Desplante institucional de Diputación y Ayuntamiento a la Cámara en la entrega de sus medallas

La Diputación no llegó a enviar a nadie para recoger el galardón a 30 años de trabajo de IFESA, mientras que el consistorio salmantino, que cuenta con una concejalía específica de Economía, Innovación y Comercio, envió en su representación al edil responsable del área de Nuevas Tecnologías.


Los empresarios de Salamanca han rendido un “merecido” homenaje a la Institución Ferial de Salamanca (IFESA) y a la sociedad Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca a través de la concesión de las Medallas al Mérito Empresarial que cada año concede la Cámara de Comercio e Industria de Salamanca. En la víspera de la fiesta patronal de San Juan de Sahagún, sin embargo, en lugar de concordia y pacificación se ha evidenciado un grave distanciamiento del estamento político respecto a la representación empresarial.

Tal es así que, aunque el presidente de la Cámara, Juan Antonio Martín Mesonero resolvió la situación con un discreto "he de disculpar la ausencia de representantes de la Diputación para recoger este galardón, pues no han podido enviar a nadie", la sensación generalizada fue de sorpresa, y en algunos casos de indignación. La Diputación, que encabeza Javier Iglesias como presidente, al parecer justificó en la agenda de éste y del resto de sus máximos representantes su ausencia en el acto. Sí ha acudido, sin embargo, alguno de los diputados provinciales, aunque a nivel personal. El premio reposará en la vitrinas de la Cámara a la espera de ser recogido por la institución.

 
En la lectura de los méritos y en el postrero discurso de Martín Mesonero, sí se incidió, en cualquier caso, el valor del galardón como reconocimiento al "trabajo desempeñado durante 30 años que ha servido a la Institución Ferial para ser “un referente” en su sector tanto en España como en el sur de Europa y haber conseguido una estabilidad económica que ha mantenido la feria durante todos estos años".
 
No obstante, el presidente de la Cámara ha mostrado su malestar por los cambios en los estatutos de IFESA, que le han supuesto “tomar otro rumbo”, ya que Diputación y Ayuntamiento han propiciado un cambio de estatutos que han provocado la salida de la institución de Cámara, Confaes, Caja Duero y Cámara Agraria, miembros desde 1993 del modelo que ha pervivido hasta hoy. Aun así, ha manifestado que le gustaría que esas modificaciones no supongan que “se estropee lo logrado” al haber consolidado el certamen agropecuario en el panorama nacional e internacional.
 
En la entrega, que ha tenido lugar en el Salón de Actos de la Cámara de Comercio e Industria en la jornada previa al día del patrón de la ciudad, han estado presentes representantes de la Universidad de Salamanca como su rector, Daniel Hernández; Ayuntamiento de Salamanca, a través del edil delegado del área de Nuevas Tecnologías, Daniel Llanos; sindicatos; Fuerzas Armadas; empresarios y políticos como el senador del PP Julián Lanzarote, o los representantes del PSOE Enrique Cabero, Isidro Rodríguez o Fernando Pablos, y otros invitados de la sociedad y el empresariado salmantinos.

 

Sí acudió a recoger su distinción la directora de Cursos Internacionales de la USAL, María Isabel Toro, quien señaló que es “un gran honor” y que servirá a la entidad como “estímulo” para “seguir mejorando”. Toro compartió el galardón con su equipo actual y "con todos mis predecesores, que desde mediados del siglo pasado han trabajado siempre porque la Universidad fuera una referencia en la enseñanza del español a través de estos cursos".


 Así pues, en los corrillos al final del acto no se hablaba de otra cosa que de la mala sensación sembrada por la ausencia de los máximos representantes de las dos principales instituciones políticas salmantinas, cuya presencia ha sido habitual siempre en estos galardones. Tan llamativa fue la ausencia de miembros de La Salina para recoger el premio otorgado a Ifesa como que el Ayuntamiento enviara en su representación a Daniel Llanos, concejal delegado del área de Nuevas Tecnologías, teniendo entre sus concejalías la denominada de Economía, Innovación y Comercio, dirigida por Enrique Sánchez Guijo.


 
DISTINCIONES ANUALES
 

La máxima distinción de la Cámara de Comercio, que tiene su origen en el año 1984, premia la trayectoria de aquellas empresas, instituciones y personas que “han destacado por su contribución a la expansión y mejora del comercio y la industria de la ciudad y provincia”.
 
En esta ocasión, la Cámara de Comercio ha querido destacar la labor llevada a cabo por IFESA, por los 30 años de trabajo a favor de la consolidación de una Feria Agropecuaria de referencia que ha contribuido al desarrollo de la economía de Salamanca.
 
La institución cameral ha querido hacer extensivo este reconocimiento a todos los presidentes y representantes de las instituciones que durante todos estos años “han contribuido a consolidar la feria”, ha apuntado la Cámara. 
 

Además, la Cámara ha dicho en el expediente aprobado que este reconocimiento se ha otorgado también “con la vista claramente puesta en el futuro, pensando en que la feria vaya a más”, a pesar de que se ha optado por un modelo que no convence en la institución cameral.
 
 
Asimismo, se ha recocido a la Sociedad Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca como impulsora en la difusión del español y por su aportación a una estrategia de desarrollo de Salamanca, como ‘Ciudad del Español’. La Cámara de Comercio, quien ya apoyó en su origen la creación de Cursos Internacionales, ha destacado su apuesta por la implantación de un modelo educativo en el ámbito de la docencia de español para extranjeros.
 
 
IFESA
 
En 1984, nacía, tal y como se la conoce hoy en día, la Institución Ferial de Salamanca integrada por la Cámara de Comercio de Salamanca, la Diputación, el Ayuntamiento de la capital, la, entonces denominada, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Salamanca, la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos y la Junta de Castilla y León. Posteriormente, en 1987 se sumaría también a IFESA la Cámara Agraria Provincial.
 
IFESA arrancaba en 1984 con un presupuesto de once millones de las antiguas pesetas y alrededor de cien participantes, lejos de los 600 expositores logrados el pasado año 2012. “Desde entonces hasta ahora muchos han sido los cambios y muchas y muy diferentes las circunstancias vividas en cada edición”, ha señalado la Cámara.
 
Por la Feria Agropecuaria han pasado “destacadas personalidades” como presidentes de la Junta de Castilla y León, Ministros de Agricultura, presidentes de organizaciones agrarias y empresariales e incluso el Príncipe de Asturias que acudió a la edición de 1992 con la celebración de la Feria Universal Ganadera, un acto que permitió “modernizar las instalaciones ampliándolas y adecuándolas a la realización de ferias cada vez de mayor entidad”.
 
La Feria Agropecuaria, “referente nacional e internacional en el sector agropecuario”, ha ido consolidando” cada vez más” su proyección internacional y en especial la relación con Portugal y Francia.
 
“Este galardón se otorga con la vista claramente puesta en el futuro, para que IFESA siga impulsando su labor a favor del desarrollo de la economía de la ciudad y provincia y pueda seguir cosechando éxitos a favor de Salamanca”, ha añadido la Cámara.
 
CURSOS INTERNACIONALES
 
Cursos Internacionales de la Universidad de Salamanca es “la enseña bajo la cual la Universidad de Salamanca lidera la enseñanza del español a nivel mundial”.
 
Los orígenes de estos cursos se remontan a 1928-1929 cuando se creó la cátedra de lengua Española para Extranjeros.  Esta actividad tendría continuidad hasta 1944.
 
Es en 1963 cuando se funda el Secretariado de Cursos de Verano de la Universidad de Salamanca. En una década se pasó de 110 alumnos y ocho profesores en 1964 a más de 2.300 alumnos y casi 200 profesores en 1974. Es a partir de 1975 cuando los Cursos de Verano se integraron definitivamente en la estructura de la Universidad.
 
 
Ya en 1989 Cursos internacionales de la Universidad de Salamanca se constituyó como entidad jurídica propia con el fin de impartir cursos de español para extranjeros y de idiomas a españoles, fomentar la difusión y enseñanza del castellano fuera de las fronteras y evaluar el conocimiento del idioma.
 
Resulta, también, “especialmente relevante” la tarea que Cursos Internacionales lleva a cabo en la formación de docentes. “Sus cursos específicos para profesores de español como lengua extranjera destacan por su alto grado de especialización y por el elevado número de alumnos que anualmente se inscriben en los diferentes programas”, ha añadido la institución que concede la Medalla al Mérito.
 
La nueva apuesta de la Universidad de Salamanca y de Cursos Internacionales consiste en la creación del primer sistema de franquicias del español. Asimismo, contempla el apoyo y tutela de la Universidad en los centros que se puedan “abrir en todo el mundo”, así como el uso de la metodología diseñada por profesores y expertos de la Universidad.
 
“Esto supone un paso más en la puesta en marcha de una iniciativa del Campus de Excelencia Internacional que busca situar a la Universidad de Salamanca como líder en la enseñanza del Español”, ha aseverado la Cámara.
 
Durante las últimas décadas, Cursos Internacionales ha ido ampliando progresivamente su oferta formativa y su número de alumnos llegando a superar los 7.000 anuales, procedentes de más de 70 países.
 
Asimismo, la industria del español ha promovido y difundido la cultura española y ha tenido “un papel clave” en el terreno económico dinamizando el comercio, la hostelería y todos aquellos sectores directamente relacionados con el turismo.
 
Para finalizar, la Cámara ha destacado el impulso al desarrollo de la industria relacionada con la enseñanza del castellano en la ciudad a través de ‘Salamanca, Ciudad del Español’, una iniciativa que surgió en 2005 constituida por la Sociedad municipal Turismo y Comunicación de Salamanca, la Cámara de Comercio, la Universidad de Salamanca, la Universidad Pontificia de Salamanca, la Asociación de Escuelas de Español de Castilla y León y otras escuelas privadas, para poner en marcha diferentes acciones de promoción e impulsar el liderazgo de la ciudad en la enseñanza del español.
 

Imagen de la entrega de las Medallas al Mérito Empresarial 2013 de la Cámara de Comercio de Salamanca