Desmantelada una banda que operaba con un 'tele-coca' a domicilio

El servicio estaba disponible para los clientes las 24 horas del día.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización que tenía un servicio de "tele-coca" en Castellón que atendía a clientes de toda la ciudad a través de un teléfono que funcionaba 24 horas, 365 días al año y se desplazaban a cualquier punto a entregar la droga, según ha informado este jueves en un comunicado fuentes de la jefatura Superior de Policía.

 

En la operación, denominada 'Cacatúa', se han sido incautados más de dos kilos y medio  de cocaína de gran pureza, 81 comprimidos de éxtasis, 61 dosis de LSD, seis gramos de cristal, sustancias anabolizantes y más de 32.000 euros. Además se ha intervenido un Revólver Smith & Wesson, una defensa eléctrica tipo "Táser", una pistola de fogueo y una bocacha tipo silenciador, así como armas blancas.

 

En un primer momento de esta operación, que ha sido desarrollada en dos fases, los agentes detectaron la existencia de una organización que se dedicaba a la adquisición de cocaína para introducirla en Castellón y averiguaron que una parte de esta organización, encargada de hacerse con la droga y trasladarla a la ciudad, iba a llevar a cabo un "pase" de cocaína, por lo que los investigadores decidieron actuar.

   Esta operación se saldó con la detención de tres ciudadanos de origen colombiano, la incautación de dos kilogramos de cocaína y el desmantelamiento de un laboratorio "casero" en un piso del centro de la capital, en el que se hallaron 7 prensas, balanzas, molinillos, más de dos kilogramos de sustancia de corte y 10.000 euros en efectivo.

 

DIRIGIDA POR DOS HERMANOS

 

Gracias a la información obtenida tras las detenciones y los registros, los agentes continúan con la investigación y localizan el canal de distribución al menudeo afincado en la ciudad al que iba destinado en último término la droga. Esta parte de la organización estaba capitaneada por dos hermanos, naturales de Castellón, y muy conocidos en el ambiente nocturno y juvenil de la ciudad, que tenían un peculiar sistema de distribución, a modo de "tele-coca" mediante un teléfono en el que atendían a clientes de toda la ciudad, con servicio las 24 horas del día, los 365 días de la semana.

 

Esta última fase de la detención se saldó con la detención de cinco personas, incluidos los hermanos, todos ellos de nacionalidad española, a los que se le imputa el delito de tráfico de drogas, y a cuatro de ellos pertenencia a grupo criminal y  tenencia ilícita de armas.

 

Tras los registros realizados, se intervino medio kilogramo de cocaína dispuesto para la venta, 81 comprimidos de éxtasis, 61 dosis de LSD, seis gramos de cristal, 25.000 euros,  balanzas, prensas y sustancias para "cortar la droga", también se intervino un Revólver S&W cal. 38 esp. con 22 cartuchos, una pistola eléctrica "Táser", un arma de fogueo, un silenciador y dos puñales, tres balanzas de precisión, dos prensas, alambres, tijeras, plásticos y otros efectos para elaborar papelinas, dos ordenadores, cuatro vehículos de alta gama y dos motocicletas.