Desentrañan la 'operación Astur', una red de dopaje desde Elche a Salamanca

Alexis Rodríguez, en una competición disputada en Salamanca (Foto: Archivo Tribuna)

El periódico digital 'El Español' publica todos los detalles del operativo en el que el exciclista salmantino Alexis Rodríguez fue detenido por el Grupo Antidopaje de la Policía Nacional.

El periódico digital 'El Español' desgrana en su edición de hoy el operativo de la 'operación Astur' del Grupo Antidopaje de la Policía Nacional y cuyas investigaciones obran en poder del juzgado de instrucción 4 de Salamanca.

 

En el marco de esta operación se detuvo el pasado 27 de marzo de 2015, al exciclista y duatleta salmantino Alexis Rodríguez, que presuntamente vendía sustancias dopantes a los clientes que tenía como masajista, entre los que había atletas y ciclistas amateur. Y a algunos de ellos, como aseguran en el reportaje de 'El Español' incluso se las administraba en el mismo domicilio donde daba los masajes y donde le encontraron las bolsas para autotransfusiones con cánulas. El exciclista no tiene ninguna titulación sanitaria.

 

DIEZ DETENIDOS EN LA 'OPERACIÓN ASTUR'

 

Pero Rodríguez es sólo el primer hilo del que, después de varias denuncias, han tirado los investigadores para desentrañar una red en la que un grupo de exciclistas (dos de ellos profesionales) y exatletas se dedicaba a la compra, venta y administración de sustancias dopantes a decenas de deportistas semiprofesionales en las provincias de Salamanca, Lugo y Alicante. Aquel día hubo diez detenidos

 

Según estas pesquisas publicadas por 'El Español', el suministrador a través del que Rodríguez conseguía los anabolizantes y la EPO era otro exciclista profesional Rafael Rodríguez Segarra (Elche, 1981), también detenido en la operación Astur y con el que Rodríguez había coincidido en el equipo ciclista gallego Supermercados Froiz-Cabreiroá.

 

EPO: DESDE ELCHE A SALAMANCA

 

La hormona del crecimiento se la proporcionaba Ismael Ayas, según este reportaje, también detenido y ciclista con cierta reputación en pruebas amateur. Le entregaba la mercancía en un taller familiar de chapa y pintura en Elche, Hermanos Ayas. En el registro del lugar, los agentes encontraron, además de EPO, cápsulas vacías, etiquetas impresas de oxandrolona y botes blancos, por lo que creen que el taller no sólo era lugar de entrega, sino también donde el mismo Ayas preparaba las dosis para venderlas. Esas mismas cápsulas encontradas en el taller, con esas mismas etiquetas, las recibía Alexis Rodríguez en Salamanca, con Rodríguez Segarra como remitente.

 

El cargamento acababa en deportistas como un policía municipal en Zamora, salmantino en este caso, que da la medida de la clientela de la trama, como asegura 'El Español'. Este policía, R. M., fue detenido en la operación Astur.