Descubren un método para prevenir el daño renal producido por los contrastes radiológicos

Gracias a un consorcio de la Universidad de Salamanca y de las empresas biotecnológicas Bio-inRen y Digna Biotec

Un consorcio de investigadores procedentes del Departamento de Fisiología y Farmacología de la Universidad de Salamanca y de las empresas biotecnológicas Bio-inRen y Digna Biotech han realizado un estudio para mejorar la prevención de la nefropatía de contraste con el que demuestran que la administración de la proteína denominada Cardiotrofina-1 previene el daño renal producido por los contrastes radiológicos.

 

 

Según ha informado la USAL, los científicos señalan que esta proteína, que se encuentra de forma natural en el organismo, es capaz de prevenir el daño que sufre el riñón cuando se administra un contraste iodado a ratas que antes han recibido una dosis no tóxica del antibiótico gentamicina.

 

Este modelo imita la situación que se produce al administrar este tipo de contrastes a pacientes de alto riesgo y la técnica evitaría el daño renal que se produce en “un importante porcentaje de los pacientes sometidos a este tipo de estudios, con el consiguiente beneficio sanitario y económico”.

 

El estudio, que acaba de ser publicado en la revista ‘ToxicologicalSciences’, también revela “buena parte” de los mecanismos celulares y moleculares que explican esta protección y que actualmente ya tiene aplicaciones clínicas directas.

 

En este sentido, Digna Biotech se encuentra realizando un estudio clínico en Fase 1 de bioseguridad de la Cardiotrofína-1 en voluntarios y pacientes sanos y comenzará, “en breve”, un ensayo clínico en Fase 2 con el fin de “analizar la eficacia de este producto para mejorar la conservación de riñones obtenidos para trasplante renal”, ha apuntado la Universidad de Salamanca.