Descubren 2.000 plantas en de marihuana por el calor insoportable de la instalación

Plantación de marihuana en Blanes

La Policía Local de Blanes (Girona) ha desmantelado una plantación con más de 2.000 plantas de marihuana que descubrió gracias a las quejas vecinales por el calor "insoportable" que desprendía la instalación eléctrica.

Según ha informado este miércoles el Ayuntamiento de Blanes en un comunicado, la plantación estaba ubicada en un altillo de 575 metros cuadrados en una planta baja y se había conectado ilegalmente a la red eléctrica.

En total, la instalación contaba con 132 lámparas de calor, 119 transformadores, siete bombas de calor, tres depósitos de agua fertilizante, ocho ventiladores, cuatro filtros de tubos de ventilación y dos luces caloríficas con transformadores, todo valorado en 100.000 euros.

Los vecinos dieron la alarma a la Policía al sentir un calor que se convirtió en insoportable con los días, hasta llegar al extremo de tener que dormir con las ventanas del piso abiertas.

La Policía Local detuvo al responsable del cultivo y confiscó un total de 2.101 plantas en fase de crecimiento que podían llegar a alcanzar un valor de mercado de 300.000 euros.

El detenido, de 44 años y vecino de Tordera (Barcelona), alquiló el local asegurando a su propietario que iba a instalar un supermercado, y fue él mismo quien permitió a la Policía entrar en el recinto y admitió los hechos.