Descubre el MIR para profesores que propone el PSOE

El PSOE ha presentado su propuesta 'Hacia un modelo profesional docente del siglo XXI', en el que plantea por primera vez el 'MIR docente' para todos los que quieran ser profesores en España.

Sería un MIR, tanto en la enseñanza pública como en la privada, que consta de siete años de formación: grado universitario y máster (cinco años) y prácticas en centros educativos remuneradas (dos años).

 

Los socialistas se adelantan así al Libro Blanco de la función docente, que el Gobierno ha encargado a José Antonio Marina, y que previsiblemente presentará la próxima semana.

 

Tras finalizar los cinco años de estudios universitarios, plantean que todos los aspirantes a profesor, tanto de Infantil, como de Primaria y Secundaria, realicen una 'prueba selectiva única', que será estatal, como ocurre en la actualidad con los médicos. El que quiera ser funcionario docente, tendrá que superar la correspondiente oposición, tal y como se ha hecho hasta ahora.

 

"El contenido de esta propuesta es la primera vez que se presenta y tiene vocación de ser un documento de debate, y adelantarlo a lo que debe ser la tarea institucional y de Gobierno", ha indicado el secretario de Educación socialista, José Miguel Pérez, que ha presentado esta iniciativa ante los medios junto al coordinador en Educación del programa electoral del PSOE, José Moya.

 

Pérez ha calificado de "pesadilla" los cuatro años de Legislatura en el ámbito educativo y ha asegurado que " ha llegado la hora de los profesores", a los que ha reconocido el "mérito" de trabajar pese a los recortes y de evitar "la pérdida de una generación".

 


El modelo consta de dos fases diferenciadas: una fase de formación inicial, con dos itinerarios ('A' para Infantil, Primaria y ESO y 'B' para Secundaria y enseñanzas de Régimen Especial), y una fase de habilitación, que conjugará la formación con el desempeño profesional.

 

La diferencia entre los dos itinerarios es que el grado será distinto y el máster del A será de 'especialización en un área de conocimiento' y el del B de 'especialización docente' para el conocimiento didáctico del contenido adquirido en el grado.

 

La 'prueba única' para el acceso a la 'fase de habilitación' (prácticas remuneradas) deberá ser diseñada por las administraciones públicas en colaboración con las universidades. Y las prácticas seguirán un plan de actuación diseñado también por las administraciones y supervisado por profesorado debidamente acreditado. Como ocurre con las prácticas de los médicos en hospitales universitarios, el PSOE prevé la habilitación de centros educativos para formar en la práctica docente.

 

El profesorado que no quiera acceder esta prueba o no supere la fase de habilitación podrá ejercer en instituciones que no requieran habilitación docente, como academias, o continuar sus estudios. Por su parte, el profesorado que termine su formación y periodo de habilitación, podrá ejercer en cualquier centro educativo público o privado. Sin embargo, la trayectoria se alarga para quienes quieran ser funcionarios docentes, pues deberán superar una oposición, que también se modificará para adaptarla a este nuevo modelo.

 

DE PROFESOR 'NOVEL' A DIRECTOR

 

La carrera profesional para los socialistas tendrá una doble vía: 'Horizontal', que permite el desarrollo desde el profesor 'novel' a profesor experto, pero sin cambiar de cuerpo o especialidad; y 'vertical', que permite pasar de una especialización a otra o bien la promoción a un cargo de mayor responsabilidad como es la dirección del centro o la supervisión educativa y para lo que será necesario pasar por distintas evaluaciones.