Descubre cómo tapear de forma saludable

Tapa

Cada verano - tiempo de cañeo, tapeo y terrecita-, los nutricionistas nos recuerdan que, para mantener el peso, es recomendable no abusar de las calorías que nos aportan las frecuentes las comidas fuera de casa. 

Por este motivo, y porque este jueves se celebra el Día Mundial de la Tapa, en Infosalus recogemos ocho recomendaciones para tapear de forma saludable y no engordar, que ha preparado el equipo de nutricionistas.

 

1- MEJOR CON CERVEZA Y VINO

 

Si el agua no es de tu gusto, que es la opción más recomendable, siempre es preferible optar por la cerveza, preferiblemente sin alcohol, que contiene en torno a 42 calorías por cada 100g, y además aporta a nuestro organismo antioxidantes, ácido fólico y protección cardiovascular (siempre que su consumo sea moderado).

 

El vino también es una buena elección, con 71 calorías por cada 100ml, aportando igualmente antioxidantes, de modo que su consumo moderado está dentro de los patrones de dieta mediterránea tradicional.

 

2- SI VIENE CON APERTIVO DE CORTESÍ, DETECTA EL ADECUADO

 

- Si se trata de un encurtido, no dudes en hincarle el diente, pues no aportan tantas calorías como puede parecer a simple vista (aproximadamente 20kcal/100g), especialmente si se trata de pepinillos. La gran excepción son las aceitunas, ya que aportan 120 kcal /100g, por lo que conviene evitarlas o moderar su consumo.

 

- Los frutos secos son un caso similar a las aceitunas, pues son alimentos de gran aporte calórico (por ejemplo las almendras aportan 589kcal/100g). No obstante, también son muy nutritivos y su consumo moderado encaja dentro de los patrones de dieta saludable ya que aportan grasas cardiosaludables, proteínas vegetales, minerales vitaminas y antioxidantes. Menos recomendables serán los frutos secos cuando se presenten fritos y con sal.

 

 - Las patatas fritas (chips) y similares son los aperitivos menos recomendables pues aportan 538 kcal por 100 gramos, pero apenas proporcionan sustancias nutritivas.

 

3- CUANDO ESCOJAS LA TAPA

 

Localiza aquellas que contengan menos grasas, como las de verduras, marisco y pescados, evitando siempre los fritos y, a ser posible, las que contengan salsas como la mahonesa o el alioli.

 

Recuerda que los omega 3 de pescados, como las sardinas, los boquerones, el atún o el salmón, son muy beneficiosos para nuestra salud cardiovascular y, si además has tomado el sol, contribuirán a la reducción de la inflamación y la irritación de la piel afectada por el sol.

 

4- PAN SÍ, PERO CON MODERACIÓN

 

El pan no tiene tantas calorías como imaginamos, y tomado con moderación, es saludable en nuestra dieta diaria. Cuando vayas de tapas, mide la cantidad de pan de modo que no supere las 2 rebanadas (de unos 5 centímetro de diámetro y 1,5 centímetro de grosor).

 

5- SOBREMESA SALUDABLE

 

Tras una buena velada de tapeo, las vacaciones y el buen tiempo suelen empujar a una sobremesa que, en muchas ocasiones, mueve al consumo de cócteles y bebidas alcohólicas que poco contribuyen al mantenimiento de nuestro peso. Los cócteles sin alcohol pueden ser un buen aliado, así como optar por un refrescante smoothie, la bebida de moda, a base de frutas y vegetales.

 

6- EL ARTE DE COMPENSAR 

 

Con frecuencia, las salidas de tapeo son planeadas con anticipación, por lo que si sabes que vas a disfrutar de un rato agradable en una terraza, es recomendable que en casa realices una comida o cena más ligera, a base de ensaladas, frutas y pescado, que compense los posibles excesos.

 

7- TRANSPORTE PÚBLICO Y CAMINAR

 

No es lo mismo ir al punto de encuentro en coche, que caminando o bajándose una parada antes si hacemos uso del transporte público. Si vas a tomar algo en una terraza, activa tu cuerpo para empezar a compensar la ingesta de calorías.

 

8- AYUDAS NATURALES PARA BLOQUEAR GRASAS

 

Una opción muy positiva que completará el efecto de las anteriores recomendaciones es contar con la ayuda de un complemento alimenticio natural, pues en esta época de excesos alimenticios, te ayudará a limitar la absorción de grasas e hidratos de carbono de los alimentos, evitando sustos en la báscula.