Descalabro unionista

La UD Salamanca no ve la luz en su lucha por salir del descenso y ayer salió goleada por 4-0 del campo del Alcorcón. Pero lo peor no fue el resultado, sino la imagen ofrecida, de equipo sin ideas y sin capacidad de reacción.
Área 11 / I. C.

El primer gol de los madrileños a escasos segundos del descanso hizo mucho daño a los de Pepe Murcia, que desaparecieron en la segunda parte y encajaron otros tres tantos. Con este resultado y tras cuatro meses sin ganar fuera del Helmántico, los salmantinos siguen en caída libre inmersos de lleno en la zona de descenso.

En puestos de descenso pero aún con vida. Así visitaba la UD Salamanca al Alcorcón, en un encuentro inédito en competición nacional. Tras el empate a uno ante el Huesca, Pepe Murcia se estrenaba como visitante en el banquillo charro y pretendía conseguir la primera victoria después del lejano 20 de noviembre cuando ganaron a la UD Las Palmas por 4-2. Desde entonces, doce jornadas con sólo dos puntos favorables que le costaron la cabeza a Óscar Cano. Para el encuentro, Murcia no pudo contar con los sancionados Sito Castro y Héctor Yuste.

Con la defensa muy adelantada recibió el Salamanca al Alcorcón. Esto hizo que los amarillos esperasen a los salmantinos en su campo y apenas lograsen pasar del centro del campo. Marcos Márquez probó suerte desde fuera del área pero su disparo se fue bastante alto. Primer aviso de que el Salamanca buscaba con descaro la meta de Herrera.

Tras el acoso inicial, el Alcorcón comenzó a apretar y a jugar mucho más cómodo en el campo. De hecho, Ángel Bernabé tuvo que emplearse a fondo para desviar un mano a mano con Fernando Sales en el 27. Único toque picante en un partido soso y con una falta alarmante de ritmo. Pero cualquier jugada a balón parado suele ser peligro de gol. Pues llegaría en el minuto 34 una falta en la frontal a favor del Alcorcón. Tras varios rechaces, Nagore disparó peligrosamente y entre Bernabé y la defensa salmantina sobre la línea impidieron el gol local.

Sin embargo, en el descuento, una jugada muy elaborada del Alcorcón acabaría con un pase bombeado de Borja a Quini que, de cabeza, batía por alto perfectamente a Bernabé. Segundos después el árbitro mandaba a vestuarios con el 1-0 en el marcador.

El descanso no deparó cambios en el plantel blanco. Tímidos ataques salmantinos se escapaban sin peligro, como la falta sacada por Quique Martín que Endika remataba a las nubes. Los minutos pasaban y al Salamanca se le estaba escapando las opciones de empate. Moratón en el 59 lo tuvo en su cabeza en un corner pero se fue rozando el larguero. El mismo larguero que repelía tres minutos después un centro-chut de Quique Martín. Sin embargo, Ángel Sánchez demostró que el Alcorcón no perdona y con un zurdazo desde fuera del área conseguía por bajo el 2-0.

En el 80, Nagore derribaba al recién incorporado Brian Sarmiento y Quique Martín lo lanzaba directamente fuera. Al Salamanca no le salía nada y Samuel lograba el tercero a pocos minutos del final de falta directa con un Bernabé poco inspirado y Rueda en el descuento lograba el definitivo 4-0.