Desbandada del equipo de Irene Lozano: Más de un tercio se han dado de baja tras la victoria de Herzog

Irene Lozano, de renovadores de UPYD

El primero en anunciar su salida fue Toni Cantó, que después ha pasado a Ciudadanos, y Lozano reconoce que está "reflexionando" su continuidad.

Al menos la mitad del equipo que acompañó a Irene Lozano para hacerse con la dirección de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) han solicitado su baja del partido después de perder frente a Andrés Herzog en el Congreso Extraordinario celebrado la pasada semana.


La ajustada derrota que sufrió la candidatura de 'Renovadores', que consiguió un 40 por ciento de apoyos frente al 43 por ciento de la lista de Andrés Herzog, ha provocado un goteo de dimisiones tanto de militantes de base como de quienes formaban parte de la lista encabezada por Irene Lozano.

El primero en anunciar su baja del partido fue Toni Cantó, 'número dos' de Lozano en la candidatura. Tan solo un día después del Congreso Extraordinario, el exdiputado anunció su baja del partido, que había decidido continuar en una dirección que decía no compartir.

Pero además, este jueves dio un paso más e hizo pública su intención de concurrir a las primarias de Ciudadanos para ocupar el segundo puesto como independiente de su candidatura al Congreso de los Diputados en las próximas elecciones generales.

Después de este anuncio, la propia Irene Lozano reconoció que va a "reflexionar" sobre su continuidad en la formación 'magenta' porque ve "muy desmoralizante" la situación, los "primeros pasos" de la nueva dirección y las bajas que se están produciendo y que cree que van a seguir.

La misma reflexión es la que ha llevado a dejar el partido a la que hasta ahora era concejal 'magenta' en Segovia, Luciana de Miguel, 'número tres' en la candidatura de Irene Lozano y ya muy crítica con la anterior dirección encabezada por Rosa Díez.

De Miguel, que logró en Segovia los mejores resultados de UPyD en las elecciones municipales, ha decidido tras la derrota dejar tanto el partido como el acta de concejal porque considera que la dirección encabezada por Herzog marca un camino de "aislamiento" del que no quiere ser parte.

DESILUSIÓN CON LA NUEVA DIRECCIÓN

Otra de las personas que han renunciado a continuar es Almudena Fernández Soto, candidata a ejercer la labor de Organización en caso de que Irene Lozano se hubiese hecho con la victoria. Según ha explicado aún se siente identificada con el planteamiento programático de UPyD, pero no comparte las actitudes personales de muchos miembros de la nueva dirección.

Una de las reacciones tras el Congreso Extraordinario que más polémica ha provocado fue un comentario provocado por el candidato a la Comunidad de Madrid, Ramón Marcos, en Twitter. "Hoy ha ganado en UPyD la capacidad y la inteligencia frente a quienes creen que la política es marketing y vacío", publicó provocando la protesta de numerosos afines a Lozano. Esto le hizo después tener que pedir disculpas y explicar que su comentario era una reflexión "sobre el partido frente a lo de fuera".

Otro miembro del equipo de Lozano que decidió darse de baja el lunes tras el Congreso Extraordinario fue Rodrigo Tena, quien ya había dejado su cargo en la dirección de Rosa Díez meses antes. Tena cree que la militancia política implica trabajar en un sitio al que veas futuro y posibilidades de "cambiar España", algo que no cree que sea posible con Herzog a la cabeza.

Durante estos días también han anunciado su baja como militantes 'magenta' otros miembros del equipo como David Andina, David Devesa, Lydia Blanco o Nacho Fernández, quien se había postulado inicialmente como candidato al Congreso Extraordiario pero finalmente acabó integrándose en el equipo de Irene Lozano.

OTROS SE QUEDAN O SIGUEN REFLEXIONANDO

Frente a esto, hay otros miembros de la candidatura que han optado por seguir formando parte de la formación y han mostrado su disposición a colaborar con la nueva dirección. Es el caso de Gabriel López, quien ha pasado a coordinar el grupo de Igualdad.

Mientras, otros integrantes siguen reflexionando sobre su futuro en el partido y se están dando un plazo para analizar las primeras decisiones de la nueva dirección antes de tomar una decisión. Es el caso de Alicia Gil-Torres, quien sin embargo ya ha avanzado a que cree que los primeros pasos "no son los correctos".

También Noelia Losada ha tomado la decisión se seguir en UPyD porque cree que todo el mundo merece la oportunidad de demostrar si aplica el espíritu de unidad que garantizó durante la campaña. "He decidido dar un voto de confianza para todos juntos salir de esta", ha explicado antes de apuntar que esta actitud sería la que le hubiera gustado por parte de la otra candidatura en caso de que su lista hubiese resultado vencedora.