Desarticulada una red responsable de 98 robos en establecimientos de Madrid, Toledo y Castilla y León

Los 15 detenidos, también dedicados a sustraer cobre, dejaron inutilizado el alumbrado de dos urbanizaciones madrileñas
Agentes de la Guardia Civil de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de Segovia detuvieron a 15 miembros de una organización criminal dedicada a robar en viviendas y establecimientos de todo el país, a la que se atribuyen al menos 98 robos cometidos en las provincias de Madrid, Segovia, Ávila y Toledo.

Los delincuentes, todos de nacionalidad rumana y con edades comprendidas entre los 20 y los 40 años, fueron arrestados en la madrugada del lunes 11 de junio en Madrid, Alcalá de Henares (Madrid) y Laguna de Duero (Valladolid), en el marco de la Operación 'Dragón' y bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sepúlveda.

La subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, ha explicado que las investigaciones comenzaron a finales del pasado año a raíz de varias sustracciones en viviendas en Valdesimonte (Segovia), en las que participaron los detenidos, que podían también estar vinculados con diversos robos con fuerza en las cosas en otros municipios de la provincia, como Frumales y Fuentepiñel, según ha asegurado.

La organización, estructurada y jerarquizada, actuaba en viviendas y establecimientos públicos, donde sustraían todo tipo de efectos, desde aparatos de imagen y sonido, ordenadores portátiles, teléfonos móviles y joyas hasta bebidas alcohólicas, herramientas y colecciones de monedas.

Asimismo, debido al alto precio que ha alcanzado el cobre, según ha indicado el teniente coronel de la Guardia Civil en Segovia, Juan Miguel Jiménez, el grupo se dedicaba a robar cableado y llegó a dejar inutilizado completamente el alumbrado público de dos urbanizaciones de las localidades madrileñas de El Berrueco y Talamanca del Jarama.

El mismo día de su detención, los delincuentes, que vendían el metal a distintas chatarrerías de Madrid, centraron sus operaciones en Peguerinos (Ávila). Los agentes continúan sus pesquisas para identificar a los receptadores de este material, que tras ser arrancado de manera violenta era quemado y posteriormente enrollado en bovinas.

La red criminal tenía su base operativa en las inmediaciones de la plaza de Legazpi, en Madrid, desde donde sus integrantes se desplazaban a diferentes puntos del país.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

La Operación 'Dragón', que ha permitido esclarecer 98 robos, 28 de ellos en Segovia, continúa abierta. No se descartan nuevas detenciones, si bien la Guardia Civil considera completa la desarticulación de la banda.

En la fase de explotación de la operación, con el apoyo de la Agrupación Rural de Seguridad, se realizaron siete registros domiciliarios en Madrid, las localidades madrileñas de Alcalá de Henares y Cenicientos y la vallisoletana de Laguna de Duero y se intervinieron numerosos efectos procedentes de los robos cometidos.

La Comandancia de Segovia se pondrá en contacto con los legítimos propietarios de los objetos en los próximos días con el fin de proceder a su devolución --el cableado de cobre no se ha podido recuperar--. Los detenidos, por su parte, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Sepúlveda.

Pilar Sanz ha felicitado a los efectivos de la Guardia Civil por el "extraordinario" trabajo realizado y ha ensalzado la eficaz y callada labor que siempre desarrollan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.