Desarticulada una red de droga en Salamanca que operaba desde el barrio de Pizarrales

La Policía Nacional ha detenido a 8 personas de un clan familiar de etnia gitana al contar con tres puntos de distribución y consumo de drogas en Salamanca. La investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones.

 

MATERIAL INTERVENIDO

 

- 24.370 euros

 

- 121.46 gramos de cocaína

 

- 84.9 gramos de heroína

 

- 198.3 gramos de hachís

 

- 9.2 gramos de marihuana

 

- 25.2 gramos de sustancia de corte

 

- Un revólver del calibre 38 especial

 

- Documentos con anotaciones y efectos, entre los que se encuentran 7 balanzas de precisión, cuchillos y cucharillas con restos de sustancia, utilizados para la manipulación de las sustancias y el consumo de las mismas por los drogodependientes.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un clan familiar de etnia gitana dedicado a la distribución y venta de sustancias estupefacientes, actividad que realizaban en tres domicilios sitos en el número 23 de la calle Limón, en los números 53 y 55 de la calle Rodríguez Hernández y en el número 48 de la calle La Moral, en el barrio de Pizarrales de Salamanca eliminando con ello tres puntos negros de venta y disminuyendo la alarma social generada por dichas actividades ilícitas.

 

Así lo ha informado la Policía Nacional de Salamanca, quien ha indicado además que las investigaciones se iniciaron hace más de tres meses, al tener conocimiento de que en los domicilios citados se podían estar cometiendo ilícitos penales contra la salud pública, distribuyendo todo tipo de sustancias estupefacientes.

 

Una vez se identificó a los integrantes del clan y sus domicilios, se pudo constatar que a los mismos acudían personas drogodependientes y que muchas de ellas consumían las sustancias en algunas de las dependencias de las viviendas.

 

Los Agentes, con la colaboración de la Unidad de Guías Caninos de la Jefatura Superior de Castilla y León, provistos de los mandamientos judiciales de entrada y con la presencia del Secretario Judicial, practicaron este 15 de abril tres registros en las viviendas referenciadas, ya que la del número 53 de la calle Rodríguez Hernández la tenían dispuesta como “fumadero” para el consumo de las disntintas sustancias vendidas previamente, como consecuencia de los cuales se procedió a la detención de 8 miembros del clan, tres varones y cinco mujeres, con edades comprendidas entre 19 y 59 años.

 

Los estupefacientes se han intervenido en los tres domicilios, en distintas dependencias, en pequeñas dosis y en bolsas conteniendo cantidades superiores, como que el dinero y los efectos, lo que permite considerar la implicación de todos los detenidos en la actividad ilícita que, además, realizaban con la presencia de menores de la familia y facilitando el consumo de las sustancias en las viviendas, como sucedió en el transcurso del registro, donde fueron identificados tres personas consumiendo.

 

La valoración total de las sustancias estupefacientes intervenidas vendidas por dosis, según la Oficina Central Nacional de Estupefacientes, sería de 18.382 euros.

 

La investigación  continúa abierta en relación con la procedencia del arma de fuego y para la presunta implicación de otros miembros del clan, no descartándose nuevas detenciones.

 

Las sustancias intervenidas serán remitidas a la Sección de Sanidad de la Subdelegación del gobierno, para el análisis e informe a la autoridad Judicial, a cuya disposición serán puestos los detenidos, cuando concluya la instrucción del atestado policial que se tramita.