Desarticulada una organización responsable de más de una treintena de robos en domicilios

Foto: Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización especializada en robos en viviendas, presuntamente responsable de 34 asaltos en domicilios de Zaragoza, Soria, Huesca, Vitoria, Bilbao y Barcelona.

Según ha explicado la Policía en un comunicado, son once las personas detenidas hasta el momento, aunque la investigación continúa abierta. La organización se componía de varias células muy activas e integradas por verdaderos expertos en este tipo delictivo, todos ellos de nacionalidad georgiana.

 

   Actuaban de forma perfectamente organizada y contaban con información de los domicilios proporcionada previamente por empleadas domésticas, así como con la colaboración de un experto en la fabricación artesanal de ganzúas y llaves falsas para facilitar la entrada ilegal.

 

   El líder daba soporte económico a los miembros de la organización que habían sido detenidos y se encontraban ya en prisión, recaudando para ello dinero de otras células todavía rentables.

 

    La detención en La Rioja de tres individuos de nacionalidad georgiana por el robo de nueve viviendas en Zaragoza hizo sospechar a los investigadores que los arrestados podrían formar parte de un grupo organizado mayor.

 

   Para garantizar el éxito de los robos, efectuaban un estudio previo de lugar que iban a asaltar. Además, contaban con la colaboración de mujeres del grupo que trabajaban como empleadas domésticas en estos domicilios, quienes les aportaban todo tipo de datos para asegurar la entrada. En otras ocasiones efectuaban un estudio previo del lugar a asaltar, con el fin de garantizar el éxito en el robo.

 

   Las pesquisas avanzaron y los agentes consiguieron localizar a otros dos integrantes del grupo organizado que componían otra célula. Fueron sorprendidos en el mismo momento en que cometían un robo en otro domicilio de Zaragoza. Así, se descubrió posteriormente su implicación en otros nueve robos en domicilios, cometidos esta vez tanto en Barcelona como en Zaragoza.

   Una vez que los miembros de las dos células desactivadas se encontraban ya en prisión, se pudo constatar que el cabecilla --hermano de uno de los detenidos en Zaragoza-- daba soporte económico a los miembros de la organización encarcelados, recaudando para ello dinero de otras células que seguían muy activas en la provincia de Barcelona.

 

   El operativo ha culminado con la detención de otros seis componentes del grupo organizado en distintas localidades de Barcelona. Entre los arrestados en esta fase final se encuentra el líder de la organización, quien trató de huir saltando a un patio interior, para entrar luego por la fuerza a otro domicilio, donde retuvo contra su voluntad a una anciana que se encontraba en el mismo. Finalmente, fue sorprendido por los agentes escondido en un armario.

 

   En el transcurso de la operación se han intervenido numerosas joyas, documentos de identidad falsos, dos vehículos, teléfonos móviles, productos de informática, fotografía, vídeo y otros efectos procedentes de los robos así como útiles para la comisión de los mismos (ganzúas, llaves falsas y mecanismos de apertura).