Desarticulada una organización que introdujo irregularmente a 300 personas y defraudó un millón de euros a Hacienda

La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado una organización presuntamente dedicada al tráfico de seres humanos, falsedad documental y estafa, que se estima que ha podido introducir en España más de 300 persones de origen pakistaní, indio y nepalí procedentes de Gran Bretaña y defraudado más de un millón de euros a Hacienda.
LLEIDA, 5 (EUROPA PRESS)



Según han informado fuentes policiales, en la operación se han detenido a 54 personas, y la red disponía de un entramado ficticio de empresas que utilizaban para proveer documentaciones falsas a los inmigrantes y gestionar altas laborables en la Seguridad Social sin abonar las cuotas.

La investigación se inició en octubre de 2011 tras saberse que una persona residente en Lleida podría, bajo el amparo de varias empresas dedicadas a la intermediación laboral o la provisión de trabajadores a otras empresas, estar realizando actividades de tráfico de personas con asiáticos.

El operativo interceptó una furgoneta en Val d'Aran, en la que viajaban personas extranjeras que estaban siendo trasladadas irregularmente desde Gran Bretaña, y fueron detenidas nueve personas, de los que el conductor de la furgoneta era el responsable de la organización.

A raíz de estos primeros arrestos, la investigación determinó que se trataba de una organización de carácter transnacional y que las personas traficadas procedían básicamente de Gran Bretaña, y que percibían dinero por el traslado de inmigrantes y confeccionaban documentos falsos o falsificados de varios países de la Unión Europea.

Durante el mes de marzo de 2012, los agentes registraron ocho domicilios de Lleida, Penelles, Tornabous y Balaguer, y las oficinas de una empresa, y arrestaron a 14 personas por situación irregular en España.

El análisis de la documentación obtenida en los registros de Lleida permitió arrestar a otros diez inmigrantes irregulares en San Sebastián, que estaban siendo traficados por la organización y que alertaron a la policía de una nueva ruta de entrada en España.

EN DOBLES FONDOS

En enero de 2013, los investigadores localizaron en Lleida a otros 21 inmigrantes irregulares, y pudieron determinar la ruta utilizada por la organización: el itinerario se iniciaba en el Reino Unido, y tras pasar por Francia, introducían irregularmente a los en España en vehículos con dobles fondos para ocultar a las personas.

La policía estima que la organización ha podido introducir a más de 300 personas en España, y que muchos de ellos habían comenzado los trámites para su regularización con pasaportes falsificados.

La organización había construido un entramado jurídico que creaba empresas ficticias o sin actividad que permitían dar de alta en la Seguridad Social a trabajadores extranjeros.

Esta red servía para renovar autorizaciones de residencia y trabajo sobre la base de la realización de una actividad que no se ejecutaba en una mercantil falsa, y conseguían prestaciones por desempleo simulando que los inmigrantes habían trabajado un periodo de tiempo suficiente para tener acceso a dicha ayuda.

Los investigadores calculan que el entramado de empresas generado asciende a 15 empresas y consideran que más de 400 personas se podrían haber beneficiado de este tipo de prestaciones económicas.