Desarticulada una banda del Este dedicada al robo en naves y casas

Alcalá de Henares. Una operación de la Guardia Civil de Salamanca acaba con la detención de seis hombres y una mujer de Rumania y Ucrania.
M. S. B.

Un total de siete personas fueron detenidas el pasado lunes en la localidad madrileña de Alcalá de Henares en el transcurso de una operación iniciada por el Grupo Especializado en Delincuencia Organizada contra el Patrimonio de la Guardia Civil de Salamanca, como presuntos integrantes de una banda organizada de ciudadanos de Europa del Este que se dedicaba al robo con fuerza.

La investigación, bajo el nombre de operación Kubistar, se inició el pasado mes de junio con motivo de los diferentes robos con fuerza que se venían cometiendo en establecimientos públicos, domicilios particulares, naves industriales y empresas de la provincia de Salamanca, en las que se apoderaban de herramientas, electrodomésticos, cantidades importantes de dinero y joyas, hechos que causaron gran alarma social.

El trabajo de los cuerpos de seguridad derivó en la identificación de un grupo organizado de ciudadanos del Este de Europa vinculado a la provincia de Madrid que estaba perfectamente estructurado dado que sus componentes se repartían diferentes tareas como el reconocimiento de lugares, el transporte, la ejecución de los hechos o la venta de lo sustraído.

Ante una inminente acción delictiva de la banda, el control policial se intensificó hasta que en la mañana del 30 de agosto se procedió a detener a seis hombres (V.B. de 34 años; R.P. de 40 años; A.H. 20 años; P.C. de 23 años; I.S. de 21 años y A.T.B. 27 años) y una mujer (R.M., de 39 años) y se registró un domicilio de la Plaza del Barro en la localidad madrileña de Alcalá de Henares, donde se intervinieron numerosos efectos (joyas, teléfonos móviles, televisión de plasma, ordenadores portátiles, dinero fraccionado y herramienta diversa) cuya procedencia lícita no pudo ser justificada por los detenidos, todos de nacionalidad rumana a excepción del más joven, procedente de Ucrania y sobre el que pesaban tres señalamientos en vigor para búsqueda, detención y personación dimanantes de Juzgados de Madrid, Alcalá de Henares y Alicante, además de otro señalamiento de prohibición de entrada en territorio nacional dimanante de la Delegación del Gobierno de Madrid.

La Guardia Civil imputó a los detenidos un total de 22 presuntos delitos contra el patrimonio en municipios de la provincia de Salamanca como Valdunciel, Calzada de Valdunciel, Villamayor, Ciudad Rodrigo, Santa Marta, Guijuelo, Castellanos de Villiquera, Salamanca, Florida de Liebana y Encinas de Abajo además de otro delito contra el patrimonio en la localidad vallisoletana de Tordesillas. Igualmente se les imputó un delito de asociación ilícita, lo cual quedó acreditado en la mencionada operación, ya que dichas personas de forma organizada y continuada se dedicaban de forma profesional a la comisión de robos con fuerza en las cosas. Los detenidos fueron puestos a disposición del titular del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alcalá de Henares (Madrid). La investigación continúa abierta para determinar la implicación del grupo en otros hechos delictivos ocurridos en el territorio nacional.