Desarticulada una banda de bangladeshíes dedicada a legalizar a extranjeros con documentación falsa

La investigación constatr la existencia en Salamanca de doce residentes legales con 22 “falsos familiares”
La Policía Nacional ha llevado a cabo una investigación que ha permitido la detención de cinco personas y la desarticulación de una red organizada de ciudadanos de Bangladesh que se dedicaba a captar inmigrantes ilegales de su misma nacionalidad para, mediante falsedades documentales y a cambio de “un alto precio económico”, obtener la Tarjeta de Residente de Familiar Comunitario en la Subdelegación del Gobierno de Salamanca.

Una vez detectadas en la Subdelegación del Gobierno solicitudes de Tarjeta de Residente de Familiar Comunitario de nacionales de Bangladesh, con “irregularidades”, se inició la investigación que destapó la actividad de una red organizada cuyo “modus operandi” consistía en captar a un ciudadano de Bangladesh residente legal en algún país comunitario (en su mayoría Reino Unido), para que se desplazara a España y se empadronara en algún municipio del país, solicitando el Certificado de Registro de Ciudadano de la Unión Europea.

Una vez obtenido, los compatriotas se hacían pasar por familiares de estos, aportando entre otros documentos, un certificado de nacimiento de Bangladesh, que era falso y que a su vez era utilizado para obtener el pasaporte de su nacionalidad en la Embajada de Bangladesh en España u otro país europeo, con la finalidad de posteriormente conseguir la Tarjeta de Residencia como Familiar Comunitario.

Según ha informado la Policía Nacional, las cantidades abonadas por estos ciudadanos eran de unos 12000 euros por el viaje, siendo de 2.000 o 3.000 euros la cantidad que se abonaba por la organización a los residentes legales.

La investigación, en la que se ha contado con la colaboración de la Oficina de Extranjeros de la Subdelegación del Gobierno, ha logrado constatar la existencia en Salamanca de doce residentes legales con 22 “falsos familiares” que solicitaban las tarjetas, practicándose cinco detenciones por delitos de falsedad documental y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.