Desafío figurero en una tarde triunfalista

Su majestad Santiago Martín El Viti, compartió barrera con el excéntrico Morante de la Puebla, vestido para la ocasión con un traje rojo y camisa rosa. Muchas caras conocidas en los tendidos al calor de las figuras.

Si el domingo el desafío fue de los ganaderos charros, este lunes el desafío fue figurero. Las figuras llegaban a La Glorieta en una corrida casi eterna, pero que fue triunfalista. Muchas caras conocidas para presenciar la de los ocho toros con el afligido Ponce y los triunfadores Juli, Perera y Del Álamo.

 

Su majestad Santiago Martín El Viti, torero serio y poco amigo de estridencias, debió alucinar en colores (nunca mejor dicho) con su compañero de barrera, José Antonio Morante de la Puebla, que lucía un traje rojo, rematado con una camisa rosa y melenón al aire… tal cual. El que fuera también diestro muy allegado a la tierra charra, Antonio Barrera, completaba la terna.

 

El torero Miguel Abellán se acomodaba en el callejón, y Carmen Martínez Bordiú hacía lo propio junto a la mujer del maestro Capea, Carmen Lorenzo. Políticos y empresarios como Antonio Hidalgo y Silvestre Sánchez Sierra. La nota glamurosa fue puesta por Caros Juan Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, casi nada.