Derrota sin dolor en la despedida

El CD Guijuelo termina la temporada con derrota frente a un Astorga que se jugaba la vida, dando pocas señales de juego derivadas de la falta de tensión y del hecho de no haber nada en juego. Fin a la temporada de lo que pudo haber sido y no fue.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ASTORGA: Arellano; Llamazares, Cristian, David Uña, Víctor; Porfirio, Diego, Marcos, Ivi Vales; Borjas y Bandera.

 

CD GUIJUELO: Felipe Ramos; Raúl Ruiz (m. 75 Raúl Ruiz), Gonzalo, Jonathan, Razvan; Yeray, Valero (m. 64 Granados), Garban (m. 60 Pastor), Carlos Rubén; Chuchi y Lambarri.

 

GOLES: 1 -0 minuto 18, Marcos. 2 - 0 minuto 44, Porfirio Puente. 2 - 1 minuto 90, Lambarri.

 

ÁRBITRO: Leo Ollo (colegio navarro). Amonestó a Borjas (m. 21 y 62), Pepe Calvo (m. 30), Uña (m. 35) por parte del Astroga y a Razvan (m. 32 y 62), Jonathan (m. 55) y Antonio Moreno (m. 80) por parte del CD Guijuelo.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la última jornada (38) del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a Astorga y a CD Guijuelo en el Complejo Municipal de La Eragudina.

El Guijuelo ha despedido la temporada 2014-15 con una derrota frente a un Astorga que ha sellado la permanencia en Segunda B y que se jugaba la vida en un partido con el campo lleno y la afición apretando tanto o más que el equipo en el campo y donde los salmantinos no se jugaban nada.

 

De este modo, los salmantinos cierran su participación este año en quinta plaza y con la Copa en el bolsillo (ya estaba cerrada en la jornada anterior), por lo que el choque careció de la intensidad necesaria, algo más que entendible en la jornada que cerreba el curso deportivo.

 

Ahora, falta esperar para conocer erl futuro del equipo tras las elecciones del 24 de mayo y que dirán en gran medida cuáles son las posibilidades del equipo de cara al futuro aunque quizá habrá que apretarse el cinturón; quien sabe...

 

En el aspecto deprotivo, el once del Guijuelo no varió en relación al de semanas pasadas y la única sopresa y novedad fue la entrada de Garban (maltratado durante la temporada) a quien Estévez le dio la oportunidad de ser titular en el último partido de la temporada, sin nada em juego. Yeray entró por Javi Moreno al no haber superado éste sus molestias físicas pese haber aparecido en las alineaciones iniciales, ocupando su lugar en la lista Granados.

 

El choque comenzó con acciones en ataque por parte de ambos equipos en un ida y vuelta pero poco a poco el Guijuelo se fue haciendo con el balón, imponiendo la diferencia de calidad entre ambos equipos. Pero la intensidad, lógicamente, no era la misma por parte de ambos equipos y así lo dejó ver una gran intevrención de Felipe nada más arrancar el partido.

 

El Astorga, con un campo lleno, intentaba despedirse con una victoria y así no mirar más resultados. Y comenzó a encarrilar el partido en el minuto 18 con un remate de cabeza llegando desde segunda línea de Marcos, que batió de manera inapelable a Felipe Ramos, poniendo tierra de por medio, en un error de la zaga salmantina.

 

El Guijuelo siguió mandando con la pelota en los pies pero el Astorga se jugaba la vida y eso es aliciente más que determinante para evitar rebajar la intensidad ni un minuto, aunque supo contemporrizar esfuerzos por si más tarde tenía que utilizarlos; el partido perdió interés y se olvió más monótono. El final de la primera parte dejó el 2-0 favorable a los intereses de un Astorga que pudo haber logrado algún tanto más, mientras que el Guijuelo se apoyaba en Chuchi en ataque. 

 

Y es que, en un rechace en la frontal, Porfirio hizo el 2-0 con un gran gol al pegar al balón con el alma y sentenciar el partido para los que hoy vestían de verde.

 

POCO QUE CONTAR

 

En la reanudación, poco que contar ya que el 2-0 era bastante demoledor y tan solo un gol del Guijuelo podía animar el partido en el intento de algo más. El Astorga, claro está, no iba a arriesgar lo más mínimo y se iba a limitar a defender y a intentar aprovechar alguna salida a la contra.

 

El choque entró en un parón en el que solo pasaba el tiempo, hasta que en el 60 se marchó Garban para dar entrada a Fran Pastor y en el 62, el colegiado decidió expulsar a Razvan y a Borjas en una cción cuanto menos curiosa. Llama la atención que en un partido en el que casi no pasó nada, hubiese demasiadas tarjetas y dos expulsados.

 

Granados saltó al campo por Valero para recolocar al equipo, agotando los salmantinos los cambios para que Antonio Moreno entrase por Raúl Ruiz con el fin de dejar pasar los minutos para terminar el choque cuanto antes.

 

Nada cambió hasta que el minuto 90 cuando Lambarri hizo el 2-1 rematando solo, para despedir la temporada de lo que pudo haber sido y no fue con el play off que el equipo no supo alcanzar y que tiró por la borda. Queda la Copa y habrá que disfrutarla... pero será la próxima temporada porque ésta ya ha dicho adiós... con una derrota que no duel.