Derrota por fidelidad

El Guijuelo dejó escapar tres puntos de oro (Foto: Chema Díez)
Ver album

El CD Guijuelo se estrelló de nuevo contra un muro que aprovechó un error de la zaga salmantina para marcar el 0 – 1 y después frenar las embestidas de un equipo que careció de pegada.

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CD GUIJUELO: Wilfred; Peña, Jonathan, Tejedor (m. 58 Ballesteros), Razvan (m. 69 De la Mota); Moreno, Valero, Teles (m. 45 Garban), Manu; Chuchi y Pino.

 

SPORTING B: Denis; Serio M., Álex M., Julio, Alain; Zambrano, Guillermo (m. 76 Yacine), Rachid, Álex García (m. 89 Erencia); Pablo Pérez y Álvaro Bustos (m. 69 Mera).

 

GOLES: 0 – 1 minuto 12, Guillermo.

 

ÁRBITRO: López Parra (colegio cántabro). Amonestó a Pino (m. 52), Jonathan (m. 67) por parte del Guijuelo y a Zambrano (m. 28) y Mera (m. 74) por parte del Sporting B.

 

EN DETALLE: Partido correspondiente a la jornada 27 del Grupo I de Segunda B que ha enfrentado a CD Guijuelo y Sporting B en El Municipal ante cerca de 1.000 espectadores. La afición respondió a la llamada del club que ofrecía a los socios dos entradas por cinco euros.

 

Se guardó un respetuoso minuto de silencio por el fallecimiento de la abuela de Chuchi, el ‘10’ del Guijuelo.

El CD Guijuelo se dejó tres puntos importantes en el camino frente al Sporting B en un partido marcado en rojo en el calendario ya que una victoria le hubiese dado la opción de distanciar a sus rivales directos. Quizá no era el día, quizá no fue el mejor partido pero lo que sí es seguro es que la identidad se mantiene intacta pese a una derrota por fidelidad, por ser el CD Guijuelo de siempre.

 

O lo que es lo mismo, el estilo de juego de un equipo que se vio sorprendido en un error incomprensible de la zaga que cambió de manera radical el choque ya que el Sporting B quería discutirle al pelota al Guijuelo, pero el gol en el fatídico minuto 12, varió los planes y los de Abelardo plantaron el autobús. Un gol, por cierto, que nunca debió permitir el Guijuelo.

 

Rubén de la Barrera dio la oportunidad de debutar como titular al flamante fichaje portugués del equipo, Teles, quien ocupó el lugar del sancionado Carlos Rubén, mientras que fue Tejedor el que entró en lugar del sancionado Ángel Martínez en el centro de la zaga. La victoria se hacía más necesaria que nunca porque ya esperan Oviedo y el inoportuno ‘parón’.

 

El partido comenzó con menos presencia del Guijuelo que en otras ocasiones ya que no podía trenzar, encadenar buenas opciones por la presión del Sporting del ‘Pitu’ Abelardo que sabía bien a qué jugar. Los salmantinos conocían bien las virtudes del rival, pero el gol llegó en una de esas ocasiones que se pudo evitar pero que en esta ocasión, no se hizo.

 

La rapidez de Pablo Pérez provocó que la ganase una carrera a Tejedor, a la vez que le permitió meter un centro desde la derecha que Wilfred no pudo despejar y que le quedó muerta a Guillermo para marcar a placer y llevar el primero al marcador. Jarro de agua muy fría en El Municipal.

 

Valero, en el suelo tras dispitar un balón (Foto: Chema Díez)

 

Pero el Guijuelo, que no conoce qué significa venirse abajo, tomó la alternativa y empezó a ser más él con la pelota, buscando acciones por el costado izquierdo permutando las posiciones de los hombres de arriba para tener más profundidad. Valero tuvo la más clara en el minuto 19 tras rematar un buen centro desde la izquierda pero la pelota se marchó arriba por muy poco.

 

Los de Rubén de la Barrera seguían dominando e intentado buscar fisuras en un equipo asturiano que encendía la mecha cada vez que tomaba contacto con la pelota y daba algún que otro susto a un Guijuelo que tuvo otra gran ocasión en el 36 después de una buena jugada de Valero, cuyo remate desde la frontal casi roza la madera. El gol tenía que llegar… porque el guión estaba escrito con la misma película de siempre, que llegó al descanso con un 0 – 1 y mucho por decidir.

 

AL ATAQUE, A POR TODAS… PERO SIN GOL

 

En la reanudación, De la Barrera buscó más movilidad con la entrada de Garban por un desafortunado Teles, con el objetivo de darle al equipo esa chispa que le faltaba en ataque. La iniciativa seguía siendo ‘verde’ per faltaba el rey del fútbol, o lo que es lo mismo un gol que metiera miedo a los asturianos.

 

En el 58, De la Barrera dio un cambio de timón al equipo, que lo necesitaba, dando entrada a ‘matador’ Ballesteros por Tejedor, retrasando a Moreno junto a Jonathan y a Chuchi con Valero para tener más presencia con Pino y ballesteros y poder hacer más daño a un Sporting B muy bien plantado en el terreno de juego y que acumulaba muchos jugadores cerca de su propio área.

 

En el 69, De la Barrera agotó los cambios con la entrada de Quique de la Mota por Razvan, con el fin de acumular más hombres por dentro y generar nuevas opciones, dejando a Manu cubriendo el puesto del jugador rumano pero el Guijuelo se mostraba incapaz hasta ese momento.

 

En el 75, Pino tuvo una muy clara después de una buena pelota de Jonathan que el andaluz remató con la testa abajo pero Denis respondió a la perfección dando al traste con otra acción de ataque de un Guijuelo que no encontraba la manera de romper como ya le ocurriese el día de la Cutural, aunque ese día se llevase un punto.

 

Quizá no era el día o quizá el equipo salmantino no tuvo su mejor tarde, o solo quizá el fútbol te da y te quita. Lo único cierto es que el Guijuelo perdió una oportunidad de oro… por suerte aún quedan muchas. Lo que no perdió fue su identidad y su lucha hasta el final, eso nunca. Es fiel a sí mismo pese aq ue a veces cueste caro.

 

El gol del Sporting B, mató al CD Guijuelo (Foto: Chema Díez)

Noticias relacionadas