Derbi para la gran final tras vencer a Santa Marta y Celta

Ver album

Atlético de Madrid y Real Madrid disputarán la gran final del Torneo Labore Victoriam después de que el equipo rojiblanco venciera a la UD Santa Marta (0-2) y el equipo blanco al Celta (5-0) en un partido que no se pudo disputar al completo por un apagón. 

La primera semifinal, disputada entre Atlético y UD Santa Marta se resolvió a favor del equipo dirigido por Roberto Fresnedoso (0-2) en un duelo en el que los juveniles atléticos supieron aprovechar sus oportunidades ante un rival que gozó de más ocasiones pero que no tuvo fortuna de cara a portería y además pagó un fallo atrás.

 

Un error que llegó en el minuto 22 de partido al saque de una falta quince metros por detrás de la frontal. El Atlético no pidió barrera y los locales se despistaron y no reaccionaron a tiempo de un saque rápido de su rival que aprovechó Tirado para hacer el 0-1. Le costó regresar al partido a los locales que notaron en exceso el gol.

 

Mejoraron mucho los de Santa Marta en la segunda mitad y fueron varias las ocasiones en las que se lució el portero Santi Canedo a disparos de Glory y Adri. El segundo además topó con el palo en un disparo colocado ante el que la grada ya cantaba gol. Poco después Glory cayó en el área y mientras la grada reclamaba penalti, el Atlético montó una contra y Moya sentenció el duelo.

 

En la segunda semifinal y, después de unos minutos iniciales de tanteo, la calidad del Real Madrid en la parte de arriba decidió el duelo en el primer tiempo. Con mucha rapidez en el movimiento del balón los blancos llegaban fácil al área y así subieron al marcador los goles de Agoney, Sandro (2) y Marcos (2).

 

Con todo decidido se inició la segunda mitad pero cuando se llevaban pocos minutos disputados se fue parte de la luz de las torretas del campo. El problema, un fusible roto en la parte exterior del San Casto que necesitaba de la intervención de un operario municipal. A las 11 de noche el árbitro decidió dar por finalizado el choque y justo cuando enfilaban vestuarios regresó de manera definitiva la luz pero no se reanudó el juego y se dio por concluida la segunda semifinal.