Denuncian que el Ayuntamiento opta por la retirada de coches de la zona ORA con la grúa en vez de la multa

Operarios de la grúa retiran un coche mal aparcado

El Ayuntamiento ha recuperado la norma de llevarse con la grúa los vehículos sin tiquet o con el tiempo excedido. La diferencia económica es grande: seis euros por anular una denuncia frente a más de 300 si el coche va al depósito.

La externalización del servicio, la presión de la cada vez más amplia zona peatonal y la necesidad de cumplir con lo presupuestado en multas. Estos podrían ser los motivos por los que el Ayuntamiento habría recuperado la práctica de retirar con la grúa los coches de la zona ORA que no tienen tiquet o que han excedido el tiempo de estacionamiento. Una práctica contemplada en la ordenanza, pero que se suele obviar por temporadas. Y con una diferencia muy sustancial en el coste que tiene para los sancionados.

 

Así se desprende de informaciones recibidas por este medio, que apuntan a un incremento de los casos en los que los operarios de la grúa municipal se llevan coches que están estacionados en la zona de aparcamiento regulado. Una medida que se suele reservar para los coches que, simplemente, están mal estacionados o estorban al tráfico y no a los que, estando en zona ORA, o no han pagado o no lo han hecho por el tiempo necesario como para no ser multados. En estos casos, lo normal es optar por la sanción que los operarios de la ORA imponen al infractor. Pero cada vez son más los casos en los que se opta por retirar el vehículo por no tener tiquet vigente, aunque esté bien estacionado

 

Según las fuentes consultadas, al menos un vehículo es retirado de la zona ORA cada día por no tener el tiquet vigente, es decir, por no haber pagado los hasta 1,95 euros que cuesta estacionar dos horas en la zona azul. Sin embargo, otras fuentes cercanas al servicio de la grúa consieran que este nivel de actividad es solo ligeramente más alto que el normal. El caso es que esta situación es cíclica y se produce por épocas.

 

Esta posibilidad está contemplada en el artículo 143, apartado 'j' de la ordenanza de tráfico y seguridad vial, con lo que está dentro de la normativa, pero no es lo más habitual. Generalmente, la actuación de la grúa se circunscribe a vehículos que están mal estacionados o que estorban al tráfico, que están aparcados en zonas que no les corresponden (minusválidos, carga y descarga, vados, zona peatonal, reservados) o que pertenecen a infractores reincidentes. Tampoco responde a casos en los que se suponga que el vehículo ha sido abandonado.

 

Lo que ocurre es que hay una diferencia muy grande entre la multa por estar aparcado en la ORA sin tiquet o habiendo superado el tiempo abonado y el coste que tiene el arrastre de la grúa y la multa correspondiente; vamos, que no es lo mismo que se considere una infracción de la ORA que una infracción por mal aparcamiento. Según los datos del Ayuntamiento de Salamanca, la multa por no tener tiquet o exceder la hora de estacionamiento en zona azul es de 90 euros, que se pueden reducir abonando voluntariamente; pero es que, si no se han superado las dos horas desde que se acabó el tiempo de estacionamiento, es posible obtener una anulación de denuncia por 7 euros.

 

Por contra, la actuación de la grúa es mucho más cara. De entrada, va aparejada a una infracción por mal aparcamiento cuya tarifa es de 200 euros (la mitad en pago voluntario). Además, hay que sumar la tasa de retirada, que son 134,10 euros para turismos que pesen más de 1.300 kilos y no lleguen a 5.000, es decir, la inmensa mayoría de los que circulan. En total, casi 340 euros si no procedemos al pago adelantado de la multa. Además, hay que sumar el coste del depósito, a razón de 1,30 euros la primera hora y hasta un máximo de 9,10 euros por un día completo.