Denuncian la muerte de centenares de truchas al vaciar una presa en Ávila

"El vertido de lodos aguas abajo de la presa y la disminución de la masa de agua del pantano han producido importantes daños al río"
La Asociación de Ribereños del Tornes y sus Afluentes (Artya) ha denunciado el "desastre ecológico" provocado por la apertura de la compuerta de la presa del Aravalle, al suroreste de la provincia de Ávila, que ha provocado la muerte de centenares de truchas.

"El vertido de lodos aguas abajo de la presa y la disminución de la masa de agua del pantano han producido importantes daños al río y a su fauna acuática, consecuencia del aumento de la turbidez y la falta de oxígeno", ha explicado su presidente, David Gutiérrez.

"Desconocemos quiénes han sido los culpables del desastre", señala, y explica que tras contactar con el Ayuntamiento de Umbrías, la Junta y la Confederación Hidrográfica del Duero "ninguno de ellos ha asumido la responsabilidad".

"La apertura de las llaves del caudal de la presa la pasada semana provocó el arrastre de lodos causando la muerte de gran cantidad de truchas aguas abajo", ha señalado, en una zona "de gran calidad ecológica, con aguas cristalinas, en un tramo acotado sin muerte que tiene una gran capacidad de cría, y que se encontraba en un aceptable estado de conservación y con gran cantidad de población piscícola, aunque de pequeño tamaño".

El problema "no ha sido solo el vertido aguas abajo", ya que el nivel de agua aguas arriba de la presa, y el estado penoso de conservación, con gran acumulación de fango, ha supuesto un incremento de la turbidez de las charcas que han quedado, y un descenso enorme del nivel de oxigeno, que unido a la alta temperatura del agua", ha supuesto unas condiciones "fatales" para la fauna acuática y especialmente para la población de trucha común.