Denuncian graves irregularidades en la gestión del millonario legado de Luisa y Nieves Fidalgo

Residencia luisa fidalgo detail

Uno de los miembros vitalicios asegura que se falsifican las actas desde que se creó la Fundación en el año 2000 con el objetivo de ocultar el uso de parte del millonario legado de las hermanas. Responsabiliza a Ángel Porras, el gerente que nombró el exalcalde Lanzarote, clave del caso de los anónimos de la Casa Lis de Salamanca.

Cuando el 2 de octubre de 1996 fallece Luisa Fidalgo, lega para obras benéficas el inmenso patrimonio que ella y su hermana habían acumulado como último eslabón de una notable familia salmantina. Su destino principal, la construcción de una residencia para ancianos, una idea inicial de la hermana pequeña, Nieves, que Luisa adopta en su último testamento y para lo cual se decide crear una fundación. El presupuesto de su construcción, 7,5 millones de euros, da idea de la entidad de la herencia. Sin embargo, y aunque aparentemente el objetivo final está conseguido (la residencia abrió sus puertas en mayo de 2013), la gestión se ve ahora envuelta en acusaciones de irregularidades. Y no vienen de cualquier parte.

 

Estas acusaciones las hace Montserrat Moreno, albacea de la filántropa, integrante desde el primer día del patronato de la fundación y persona de confianza de Luisa Fidalgo, de la que fue cuidadora personal durante más de una década y con la que permaneció hasta el último día. Ahora, se ve enfrentada por los actuales responsables de la fundación y ha llevado al juzgado lo que denuncia es un intento por ocultar el destino de algunas de las propiedades que dejó Fidalgo a su muerte. Así lo ha hecho constar en una denuncia de finales de abril de este año, y que ha entregado ahoar a este medio, y que es el corolario a los intentos recientes de expulsarla de la fundación. El protagonista de sus críticas más enconadas es un viejo conocido de la actualidad salmantina, Ángel Porras.

 

 

DE LOS ANÓNIMOS A UNA FUNDACIÓN BENÉFICA

 

El ahora gerente de la Fundación Luisa y Nieves Fidalgo fue en el pasado secretario personal del exalcalde Julián Lanzarote. Su nombre estará para siempre vinculado al caso de los anónimos de la Casa Lis, el escándalo de las 9.000 cartas que aparecieron en marzo de 2004 en Salamanca y que pretendían minar el prestigio del museo y su director; aquellas misivas contenían datos económicos de la gestión del museo de art nouveau, entonces enfrentado al consistorio, en una campaña de descrédito de su director, Pedro Pérez Castro. Para ello se usó papelería de la sede del PP y el padrón municipal con las direcciones a las que se iban a enviar los anónimos. Lanzarote tuvo que ir al juzgado a declarar: dijo que Porras había abusado de su confianza y su exsecretario asumió todas las culpas.

 

Por supuesto, tuvo que dimitir, pero el propio Julián Lanzarote le nombró a finales de 2006 gerente de la Fundación Luisa y Nieves Fidalgo, con un sueldo de 30.000 euros según informaciones de la época, y entre ambos asumen el timón de la fundación y su millonario legado, y el impulso de la residencia. Ahí empieza, denuncia Montserrat Moreno, una estrategia para apartar a los patrones vitalicios y especialmente a ella de las decisiones de la fundación y, en última instancia, del correcto uso de los fondos legados.

 

 

PROBLEMAS CON LAS ACTAS

 

Su acusación la hace en una larga conversación con TRIBUNA en la que se acompaña de un grueso dossier con actas, una detallada cronología de los hechos, documentos que la respaldan y resoluciones de todo tipo. Entre ellas, una en la que el protectorado de fundaciones se dirige en 2014 a la fundación para recordar a su gerente que está obligada a entregar toda la documentación a los patronos, cuando Moreno denuncia que no es así. Y pone el foco en el libro de actas, donde observa errores e irregularidades desde el primer día para ocultar decisiones.

 

Según su testimonio, se le ocultan folios de las actas en los que figurarían decisiones importantes sobre una caja de seguridad que, según su versión, contendría cientos de pólizas de valores, escrituras, contabilidades bancarias... La caja estaba contratada en la antigua oficina de Banesto en la calle Toro. Sin embargo, cuando en 2007 se abre esa caja para cancelar el contrato, el gerente, Ángel Porras, que ya tiene poderes para hacer estas gestiones que estaban encomendadas a los albaceas, asegura que su contenido carece de valor. Y acto seguido acusa a la propia Moreno de ser ella la que ha retirado lo que había en la citada caja.

 

Ahí empieza, según su relato, una persecución que ha llevado a la fundación a reclamarle el uso de una vivienda que Luis Fidalgo le legó antes de morir y algunas pertenencias de las que, según Moreno, nunca ha dispuesto porque "no sabía si al final merecería algo". En 2013 ya solicitaron su renuncia en el cargo. Y el pasado mes de febrero la actual directiva de la fundación ha llevado al patronato una propuesta para que Moreno, patrona vitalicia, cese en su cargo como miembro del patronato, algo que atribuye a una estrategia para ocultar los errores y la decisiones irregulares que se han tomado. Un patronato que forman desde el principio el Ayuntamiento, en la figura del alcalde (que suele delegar en un concejal), la antigua Caja Salamanca, el obispado, la Diputación y los antiguos albaceas.

 

La denuncia está en el juzgado de guardia desde abril, y el testimonio de la que fue una de las personas de confianza de Luisa Fidalgo viene a enturbiar el que ha sido uno de los mayores legados benéficos que ha recibido Salamanca.

Comentarios

de chiste 18/07/2016 08:39 #9
Se abre el telon: hay una herencia, una obra de construcción y un montón de políticos del PP. Se cierra el telon......
Huele mal 17/07/2016 15:04 #8
Los políticos, las fundaciones y la administración de herencias golosas, también en la de Ines Terrero Luna cometieron desmanes. La verdad es que me parecen carroñeros. Porque no se hacen inventarios y se catalogan todas las pertenencias??? A río revuelto .... Me. Lo. Llevoo
PSOE 15/07/2016 14:10 #7
Pablos levanto la liebre,pero lo callaron y creo es otra corrupcion mas y van cuatro años de zorrerias y mentiras
residencia 15/07/2016 13:59 #5
creo que hay que ser familiar de alguien del pp,y no carecer de recursos ,para tener plaza en la residencia,investiga Montse,han colado a la madre de algun concejal
Vecina 15/07/2016 13:59 #4
¡¡que credibilidad puede tener Monste¡¡¡¡ estamos cansados de sus disparates
alguien que conoce el tema 15/07/2016 09:47 #3
al periodista que ha escrito esta noticia, le pregunto, que fuentes ha utilizado para llegar a estas conclusiones. El testimonio de esta señora que esta dolida pq realmente hay alguien que le para los pies. Ella si que se ha aprovechado de las hermanas Fidalgo. Lo triste no es lo que diga ella, sino el profesional que le hace caso. Que pena pensar que has hecho un buen trabajo de investigación periodística, y solo has reflejado las mentiras de una venganza
MRG.100 15/07/2016 09:43 #2
Vaya por Dios, siempre en economía, aparece la nefasta gestión de algún miembro del PP.
memoria 15/07/2016 08:30 #1
A.Porras, siempre esta en los diferentes chanchullos del PP, pero como se permite después de lo que paso con el Gerente de la casa Lis, que este personaje siga en puestos de confianza y gestion y como no, nombrado por el Pepero Julian osea por el PPPPPPPPPartido. que deciros, esto es lo que votáis Salmantinos, ajo y agua

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: