Deniegan la libertad para el acusado de atracar a un matrimonio en su vivienda

Juzgado. Durante su declaración asegura que no participó en el robo y argumenta que se encontraba en la zona esperando a unos portugueses
E. G.

La Audiencia provincial ha denegado la puesta en libertad provisional de uno de los acusados del atraco a un matrimonio en Aldehuela de la Bóveda. Presuntamente, actuó con otros dos individuos, que también fueron detenidos en mayo de 2010 pero quedaron en libertad con cargos tras declarar en el Juzgado de Guardia.

El imputado, cuya identidad responde a las iniciales J. A. P. M., negó el pasado martes ante el juez instructor del caso que no había participado en ningún robo. Al preguntarle por qué se encontraba en las inmediaciones donde sucedieron los hechos, argumentó que había quedado con unos portugueses para arreglar unas cuentas, según señalaron fuentes consultadas por este periódico. Por último, negó reconocer a los otros dos detenidos por los hechos, según las señaladas fuentes.

El atraco se produjo en la madrugada del día 10 de mayo del pasado año en una vivienda ubicada en Aldehuela de la Bóveda, donde se encontraba durmiendo un matrimonio de avanzada edad. Los hechos sucedieron de madrugada, entre las 03.00 y las 04.00 horas, cuando tres individuos entraron en una vivienda, ubicada en la N-620, en el citado municipio, donde en ese momento dormía un matrimonio de unos 70 años, que regenta una gasolinera próxima al domicilio. Los asaltantes accedieron al interior por la ventana de la cocina, encapuchados y con una linterna. Una vez dentro, los asaltantes, que iban armados con hierros y un arma, se dirigieron hacia el dormitorio del matrimonio. Maniataron a las víctimas de pies y manos, empleando cuerdas y cinturones. Además, les taparon la boca con un pañuelo. Tras registrar la vivienda, consiguieron un botín de 8.000 euros y joyas. No fue hasta por la mañana, cuando los hijos encontraron a sus padres maniatados.

A los pocos días fueron detenidos tres hombres relacionados con los hechos. Se trata de W. G. O., de 42 años; F. G. G., de 21, que quedaron en libertad con cargos, y J. A. P. M., que ingresó en prisión.