Demasiadas concesiones

Evidentemente, un triunfo como el de ayer tapa todas las carencias y todo lo menos bueno que se pueda decir del Salamanca. El equipo charro estuvo más blando atrás que en los últimos partidos y tuvo menos el balón de lo deseado.
D. G.

Quizás fuera cosa de los nervios. Con o sin ellos, los puntos viajaron a Salamanca. Salió la UDS con la intención de mantener la posesión, pero le duró poco. Se echó en falta a Hugo Leal en el centro del campo, que careció de control y se vio superado. Los de D’Alessandro apostaron por la salida por las bandas, pero tampoco por ahí encontraron el sitio. Y el Castellón hacía peligro, sobre todo por los costados. A Zamora le costó ubicarse en su nueva demarcación y a Rossato le volvieron a tomar la espalda constantemente. Goiko tenía que bascular hacia ese costado y dejaba huecos en el centro que servían para generar dudas en el área de Biel Ribas.

En la segunda parte, el Salamanca salió buscando la portería rival y por momentos metió alCastellón en su campo. Pero después de dos ocasiones, los de La Plana le tomaron otra vez el pulso al partido. El gol de Jurado despertó al Salamanca, optó el equipo charro por sellar las vías de acceso a su portería y lo logró, salvo en el penalti. Arriba, la apuesta fue la velocidad de Kike López junto al trabajo de Linares, y ahí mató el partido la UDS. ¿La salvación? Tal vez también.