Del Valle, condenado a 22 años por asesinato y abusos

‘Caso Mari Luz’. Su hermana deberá cumplir nueve años por encubrir los hechos, mientras la defensa asegura que “no hay pruebas” del abuso
agencias
Santiago del Valle abusó de Mari Luz y la mató, y su hermana Rosa fue cómplice del asesinato, según reza en la sentencia que condena al asesino de la pequeña. El juez del caso ha condenado a Santiago a 19 años de cárcel por el asesinato de la niña y a tres años más por abuso sexual, mientras que su hermana Rosa penará nueve años como cómplice del crimen. El juez ha considerado probado que Santiago atrajo a Mari Luz con un osito, abusó de ella y cuando intentó escapar se cayó, quedó inconsciente, y Del Valle la tiró en una zona de marismas, donde se ahogó. La defensa de Del Valle, en cambio, opina que “no existen pruebas de abuso sexual”, y que los condenados no tuvieron tiempo de echar el cuerpo al agua. Para la Fiscalía, la sentencia coincide “en un 80 o 90 por ciento” con lo que pedía.

El juez del caso Mari Luz ha condenado a Santiago del Valle a la pena de 19 años de cárcel por un delito de asesinato y a tres años por un delito de abuso sexual. También su hermana Rosa ha sido condenada, en concreto a nueve años de prisión como cómplice de asesinato, en vez de ser considerada cooperadora necesaria. Además, el tribunal ha decretado la prohibición de los condenados de residir en Huelva así como de aproximarse y comunicarse con los familiares de la víctima, sus padres, hermanos, tíos y abuelos por cualquier medio o procedimiento, durante 32 años para Santiago del Valle y de 19 años para Rosa del Valle. La sentencia también señala que no podrán acceder al tercer grado antes del cumplimiento de la mitad de la condena total impuesta.

Además, los condenados tendrán que indemnizar en concepto de daños y perjuicios a los padres de la niña, Juan José Cortés Fernández e Irene Suárez Fernández, con 122.000 euros, y a cada uno de los hermanos de la víctima, J. J. y D., con de 22.000 euros, así como 19.000 euros por los días que transcurrieron entre el asesinato y la aparición del cadáver. De todas formas, Santiago ha sido declarado insolvente y Rosa parcialmente insolvente.

El juez también quiere aclarar qué sabe la mujer de Santiago del Valle, Isabel García, por lo que ha pedido que vuelva a prestar testimonio. La mujer podría haber cometido un delito de falso testimonio durante su declaración en el juicio el pasado 16 de febrero, una vez que en un programa de televisión asegurara que su marido mató a la niña.

Del Valle es un hombre enfermo. Así lo reconoce la sentencia, que indica que padece una parafilia del tipo pedofilia con impulsos sexuales intensos y recurrentes, con fantasías o comportamientos sexuales con niñas prepúberes. El ahora condenado no sufre ninguna alteración de sus capacidades intelectivas, cognitivas ni volitivas y es capaz de comprender la ilicitud de sus acciones y de actuar conforme a dicha comprensión. Por su parte, Rosa del Valle no presenta alteración mental ni alteración psicopatológica que disminuya o merme sus facultades intelectivas y volitivas.