Del Bosque tras firmar la paz con Casillas: "Como con un hijo, estaba como loco por reconciliarme"

Vicente del Bosque, entrenador de la selección española

El ya exseleccionador Vicente del Bosque ha afirmado que "no debía haber dicho nada" sobre su relación en la Eurocopa de Francia con el capitán y portero Iker Casillas, confesando que "a lo mejor" no fueron "justos" con él.

"Es un paralelismo con un hijo cuando éste hace una cosa mal y le regañas y pasas un par de días sin hablarle, pero luego estás como loco por reconciliarte con él. Esto es lo que ha sido, una situación incómoda porque Iker pensaba que debía de jugar y a lo mejor no hemos sido justos o tardíos con la explicación", dijo Del Bosque en el programa 'Al Primer Toque' de Onda Cero.

El salmantino subrayó que de todos modos veía que esta situación tensa con el guardameta "no tenía mucho recorrido". "Al fin y al cabo hablé de él muy bien como profesional. Era una situación fácil de solucionar porque nos conocemos desde hace muchos años y hemos tenido una relación muy buena", apuntó, señalando que tuvieron "un intercambio de opiniones muy afectivo" y que el "primer paso" lo dio el propio Casillas.

El técnico también aclaró que "todo el mundo" habla de él "como si fuera un santo". "Seguramente yo no debía haberlo dicho y las personas no somos perfectas, estamos llenos de imperfecciones, y cometí un error, seguramente", recordó.

Respecto a su futuro, Del Bosque comentó que Ángel María Villar quiero que "siga vinculado a la Federación", pero que él es "contrario a seguir". "Pero en fin, llegaremos a alguna fórmula para que pueda ayudar en algo, aunque no en facetas técnicas ni nada que tenga que ver con el próximo seleccionador porque no querría para nada que se viera vigilado o perturbado por mi presencia ahí", puntualizó.

"Yo me presto y le dije de corazón que en caso de que necesitaran alguna cosa de mí, que la tendrían y me quito las camisetas del Real Madrid y de cualquier equipo, me pongo la camiseta del fútbol, del fútbol español", agregó al respecto.

Sobre la posibilidad de que Joaquín Caparrós sea su relevo, consideró "lógico y humano que todos los que ahora mismo están en situación de no tener equipo y tengan la posibilidad de entrenar a la selección quieran hacerlo". "Me parece una opción lícita y humana", admitió.

En cuanto a su paso por la Eurocopa, Del Bosque indicó que se pudieron equivocar al "repetir equipos" y que fue "normal" como se reaccionó a la eliminación en octavos ante Italia. "Veo informaciones u opiniones del segundo día y los halagos eran tremendos, exagerados. La crítica también es excesiva", aseveró.

Durante el torneo, el técnico tuvo que lidiar con otras situaciones complejas como la presunta implicación de David de Gea en el caso Torbe. "Claro que nos preocupó, pero nosotros no somos nadie para juzgarle", remarcó.