Del Bosque no ve claro jugar pero la UEFA remite a lo que diga el árbitro

UN CAMPO IMPROPIO. Sin apenas hierba, aunque para el delegado de la UEFA “no hay riesgo de lesión”.
EFE / BOSTON

L a selección española tiene hoy una cita con Lituania en busca de su quinta victoria seguida en la fase previa de la Eurocopa, lo que la dejaría a las puertas de la cita de Polonia y Ucrania 2012, aunque para ello deberá superar al rival y a las malas condiciones del césped del estadio Steponas Darius y Stasys Girenas de Kaunas que tienen al choque en jaque. La UEFA ayer lo revisó y remite a lo que decida el árbitro hoy mismo.

Un triunfo, el quinto de esta ronda y el decimonoveno en fases previas de grandes competiciones, dejaría al conjunto de Vicente del Bosque en inmejorable situación para sellar de manera confortable su clasificación para la próxima Eurocopa. La selección amarilla-verde es sensiblemente inferior y lo sabe, pero también que tiene armas para plantear batalla a la mismísima campeona mundial. En su historia moderna jalona flojas actuaciones con sorpresas ante potencias muy superiores y en esta misma fase previa ganó en la República Checa (0-1), con un tanto de Sernas, y lucha por el segundo puesto.

El joven seleccionador lituano, Raimondas Zutautas, es consciente de las limitaciones de su equipo y, como ensayó en el amistoso del viernes ante Polonia, a la que ganó por 2-0, intentará cerrar bien los espacios atrás y tratar de sorprender a la contra a la campeona mundial.

No debe, por lo tanto, variar el panorama respecto a lo ocurrido en Granada ante la República Checa. España dominó completamente y los centroeuropeos confiaron su suerte a aprovechar alguna opción y a aguantar atrás con todo.

La clave para el equipo español, si finalmente se juega, es adaptarse a las circunstancias lo mejor posible. Intentar tocar como se pueda y cambiar puntualmente, en determinados momentos, la forma de actuar. Luego hay que amarrar los tres puntos. Y para finalizar, volver sanos y salvos y sin lesiones.

Para un conjunto como el español de toque, de fútbol combinativo, el estado del campo es un rival más que, por ende, se alía con los lituanos, que apelan a su orgullo y a su progresión para hacerse un hueco en el corazón de un país que se vanagloria de los éxitos de otros deportistas y que vive mucho más intensamente el deporte de la canasta.

Está previsto que Del Bosque introduzca algún que otro cambio respecto al partido del viernes, y aunque no es su costumbre hacer revolución alguna tiene numerosas opciones y todas válidas, porque ya ha advertido hoy mismo que dispone de una plantilla con 22 titulares.

Alineaciones:
Lituania: Karcemarskas; Kijanskas, Semberas, Radavicius, Skerla, Stankevicius, Panka, Edgaras Cesnauskis, Mikoliunas, Danilevicius y Sernas.

España: Íker Casillas; Iraola, Piqué, Albiol, Arbeloa; Xabi Alonso, Javi Martínez, Xavi, Cazorla o Silva, Villa y Fernando Llorente.
Árbitro: Laurent Duhamel (FRA).

Estadio: Steponas Darius y Stasys Girenas de Kaunas.

Hora: 20.45 hora peninsular.