Del Bosque hace una encendida defensa de las tradiciones en su pregón del Carnaval del Toro

Vicente del Bosque

Durante su pregón que abre el Carnaval del toro de Ciudad Rodrigo, el seleccionador nacional de fútbol ha reivindicado su afición taurina porque "un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvernir". 

Ante el auditorio que abarrotaba en Teatro Nuevo Fernando Arrabal, Vicente del Bosque ha ofrecido un emotivo pregón para abrir el Carnaval del toro de Ciudad Rodrigo, una fiesta declarada de Interés Turístico Nacional y que ha servido para que el técnico reivindique su afición taurina porque "un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir", ha dicho refiriéndose en concreto a esta festividad.

 

El seleccionador ha recordado sus años juveniles en los que salió de su tierra salmantina para viajar a Madrid y triunfar en el mundo del fútbol "que se terminó convirtiendo, junto a mi familia, en uno de los ejes principales de mi existencia".

 

Por ello Del Bosque ha querido huir de personalismos para referir que en su figura simplemente "se han concentrado los homenajes que desde todos los puntos de España y desde las más diversas instituciones y organizaciones se han querido rendir al fútbol español. Desde la Real Orden del Mérito Deportivo hasta el Marquesado de Del Bosque; desde los reconocimientos de las asociaciones deportivas más pequeñas hasta las Universidades, muchos han sido los que han distinguido mi persona como representación de la Selección y por ende del futbol español, que tan brillantes actuaciones ha tenido en estos últimos años".

 

Los jóvenes han sido los destinatarios principales de las palabras del seleccionador quien reivindica la importancia del deporte, pues "todo lo que hagamos por fomentar los valores de la competición saludable y deportiva, del esfuerzo y del sacrificio y del compañerismo, contribuirán de forma segura a hacer una sociedad más sana, más solidaria y por ello, más justa".

 

Sin dejar de mencionar a quienes le precedieron como pregoneros en Ciudad Rodrigo, Del Bosque ha glosado en la parte final de su discurso la figura de un Julián Sánchez el Charro, un guerrillero salmantino y héroe de la Guerra de la Independencia en que el seleccionador ve un antecesor de las personas que hoy en día son admiradas porque "ahora algunos de esos héroes son los deportistas. Aquellos que realizan las gestas en una cancha de tenis, en un circuito de velocidad, montados en una bicicleta, en una piscina o en un campo de fútbol", ha concluido el técnico campeón del mundo.