Del Bosque: "El 31 de julio dejaré de ser seleccionador, es irrevocable"

Vicente del Bosque

Vicente del Bosque, confirmó que dejará la selección española el próximo 31 de julio de manera "irrevocable", y además asegura que no cree que vuelva a entrenar. "Ha sido mi último trabajo". 

"El 31 de julio dejaré de ser seleccionador de España, ya lo sabe Villar y es una decisión irrevocable. Hasta entonces cumpliré con mi obligación y seguiré siendo seleccionador. Ese día se termina el contrato con la Federación", recordó Del Bosque.

"He tenido un contacto diario con Villar y sabe mis intenciones desde hace mucho tiempo. Nada más. En cualquier caso ya se lo había confirmado. En caso de que saliera bien la Eurocopa o saliera mal, como ha sucedido, la decisión estaba tomada", avisó el técnico salmantino.

En este sentido, Del Bosque admitió que Villar hubiera preferido que lo pensara "un tiempo" en lugar de tomar la decisión antes de la Eurocopa. "Villar nos aprecia mucho, aprecia el trabajo que hemos hecho este tiempo y quería que lo pensara un tiempo. Que no tuviera la emoción del partido y me dio unos días para pensar", espetó.

"Sigo en mi posición, lo tengo muy claro, desde antes del torneo. No había que dar una imagen de que no iba a seguir. Incluso a los jugadores les he inculcado que en septiembre tendríamos mas partidos, que la selección no se acababa con mi presencia. La selección va a seguir, si Dios quiere en buena línea desde septiembre", comentó.

Del Bosque, que no sabe quién será su sustituto, admitió haber tenido "cosas buenas y cosas malas". "En FIFA hay 200 y pico equipos que aspiran a ganar la Copa del Mundo. En los cuatro grandes torneos que hemos tenido nos hemos clasificado en los cuatro. Hemos conseguido ganar dos y hemos perdido los otros dos", repasó.

"Casi nunca pongo el currículum por delante porque me da hasta apuro. Lo que pasa es que los agazapados siempre tienen todas las de ganar porque hay muchos equipos que quieren ganar y es muy difícil", comentó al ser preguntado por los críticos. "No tengo nada que decirles, sólo que he tratado de hacerlo mejor posible".

"Mi idea era dejarlo desde hace mucho tiempo. Se lo transmití a Villar hace mucho. El presidente es muy tozudo y siempre ha pretendido que siguiésemos. Y yo se lo agradezco, porque es leal a sus amigos y a su gente", finalizó Del Bosque, que no tiene pretensiones de seguir entrenando a otros clubes o categorías.

"Este era mi ultimo trabajo, aunque no se puede ser radical en esta vida. Siempre ayudaré en todo lo que pueda a Villar y a cualquiera. Siempre estaré dispuesto y sé lo que es el fútbol. Queremos al fútbol sin colores y sin bufandas. Me alegrare que el fútbol español esté en las mejores manos", finalizó.

Noticias relacionadas