Del Bosque avisa que no hay que hacer balance y sí soñar

Vicente del Bosque, técnico de la selección española, aseguró, al día siguiente de ganar a Paraguay que “no es el momento todavía de hacer balance y sí para seguir soñando”.
EFE / Potchefstroom

Del Bosque compareció ante los medios informativos con su tranquilidad y sosiego habituales, pero muy ilusionado y “feliz. Me siento muy a gusto en esta situación. No hay que hacer un resumen, sino pensar que hemos cubierto la quinta etapa y esperemos que todavía tengamos dos por delante”, señaló Del Bosque, que tampoco consideró que sea cuestión de hablar ya de la clave para superar a Alemania en la semifinal. “Debemos de intentar ser fieles a nuestro estilo en este espíritu competitivo que hemos demostrado este campeonato. Sólo pedir un poco más regularidad. Por lo demás, hemos hecho las cosas bastante bien”, dijo. “Hemos tenido la derrota de Suiza, que fue tan dolorosa, y también la alegría de cuatro triunfos seguidos que nos han puesto en medio de las semifinales y esperamos aprovecharlo”, apuntó Del Bosque. Explicó que tras el partido fue “algo autocrítico, que también es bueno”, pero que una vez visto después “te vuelves más benévolo, hubo cosas que funcionaron bastante bien”.
“En algún sitio pueden pensar que hubo un milagro, pero en el balance total fuimos superiores. Jugamos, si me apuras, hasta bien. Hubo momentos de buen juego y en estos llegó el gol de Iniesta”, señaló Del Bosque, quien deseó que estos ratos tuvieran más continuidad, aunque consideró que España tiene “enfrente rivales que nos conocen y no nos dejan jugar con tanta facilidad”.

Pese a la cercanía de la final de la Eurocopa, en la que España se proclamó campeona continental tras vencer a Alemania, con la semifinal del miércoles, Del Bosque opinó que “dos años en fútbol es mucho tiempo”.
“Parece que no, pero son muchos partidos, nuestros jugadores llevan desde la Europa la Copa de las Confederaciones, la previa del Mundial, mucho partido, y ya no hay ninguno fácil o cómodo. Hablar de revancha entre grandes selecciones no existe. Ellos ansían ganarnos y nosotros tenemos el estímulo de clasificarnos también. No creo que nadie mire para el pasado. El deportista siempre mira adelante”, declaró.

Sin embargo, sí que cree que Alemania ha evolucionado notablemente desde la final de Viena. “Ellos se pusieron en marcha no hace tanto tiempo para cambiar un fútbol que parecía que estaba agotándose. Han logrado renovar la selección y así han dado pruebas en este Mundial. Aunque Alemania siempre se ha mantenido bastante bien ha avanzado en relación al pasado”, aseveró.

Del Bosque destacó que Íker Casillas nuevamente estuvo ante Paraguay, en los cuartos de final del Mundial, en su “línea de seguridad” y de “madurez”, que “transmite a todo el equipo” porque es “un líder” dentro y fuera del campo y volvió a defender a Fernando Torres.