Defensa sigue recortando el máximo de tropa y marinería

El número de soldados y marineros en las Fuerzas Armadas es de unos 81.500
El Ministerio de Defensa continúa recortando el máximo de militares de tropa y marinería para situarlo ya en 80.000, 1.000 menos que el tope autorizado para este año 2012, según se establece en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado presentado este sábado por el Gobierno.

En la actualidad, el número de soldados y marineros en las Fuerzas Armadas es de unos 81.500, una cifra ligeramente por encima del límite establecido para este año 2012. Este año Defensa no ha abierto ninguna convocatoria para tropa y marinería, y no tiene intención de hacerlo antes de que acabe el año, una situación inédita desde que se acabó el servicio militar obligatorio en 2001.

EN 2010 EL MÁXIMO ESTABA EN 86.000
Con este recorte se acumulan tres años ya de disminuciones en el máximo de tropa y marinería, que en 2010 estaba en 86.000 soldados y marineros. Este año, se recortaron 2.000 plazas respecto a las autorizadas para 2011, cuando se disminuyó el máximo en 3.000 respecto a las autorizadas para 2010.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, anunció en el Congreso que se está organizando una disminución "coyuntural" de personal en las Fuerzas Armadas, que todavía no se ha concretado. Para ello, tendrá en cuenta un informe elaborado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, que en su documento 'Visión 2025' hablaba de reducir en 15.000 el número de militares.

En la actualidad, la Ley de la Carrera Militar establece que el número de miembros de las Fuerzas Armadas debe estar en una horquilla entre los 130.000 y los 140.000 militares. Según datos del Gobierno, a fecha de 1 de mayo de 2012 había 127.387 militares profesionales y 1.615 alumnos en formación.

En cualquier caso, el ministro ha aclarado que cualquier modificación debe plantearse en un horizonte de "por lo menos diez años". "No se puede ir cambiando las situaciones de las carreras personales y la orientación de la defensa con espacios temporales menores, nos llevaría a un desconcierto general", avisó Morenés.