Declara el presunto asesino de Yolanda Jiménez en mitad de un hermetismo absoluto

R. A. O. L. declara en el Juzgado de Salamanca por la muerte violenta de la que era de nuevo su pareja bajo un secretismo absoluto y una vez cerrados los juzgados a los ciudadanos.

El presunto asesino de Yolanda Jiménez ha llegado al Juzgado de Salamanca bajo un hermetismo absoluto y sin haber prestado declaración durante la mañana de este 20 de abril pese a haber llegado a las instalaciones en torno a las 10.00 horas, algo que ha hecho por la tarde.

 

De este modo, el Juzgado de Instrucción Número 3 de Salamanca, dedicado a los casos de Violencia sobre la Mujer, ha atendido todos los casos previstos para esta fecha, dejando para el final la declaración de R. A. O. L., al estar también este Juzgado de Guardia y, realizarlo una vez que el Juzgado se ha cerrado para atender a los ciudadanos.

 

De hecho, y según ha podido saber este diario, el presunto asesino de Yolanda Jiménez ha estado toda la mañana en los calabozos de los Juzgados a la espera de poder declarar ante la juez encargada de este caso y que además, estaba de guardia.

 

No hay que olvidar que la víctima y el ahora detenido mantuvieron una relación de pareja en 2014, relación que habían reanudado en la actualidad. La víctima denunció en junio de 2014 al detenido por malos tratos en el ámbito doméstico.

 

El 16 de junio 2014 se celebró juicio rápido y en el mismo acto se dictó sentencia de conformidad por la que se condenaba a R. A. O. L. por malos tratos a la prohibición de aproximarse a una distancia inferior a 250 metros de la víctima y su domicilio, y a la prohibición de comunicar con ella por cualquier medio durante ocho meses, tiempo en el que no constó quebrantamiento alguno de dichas medidas. Además, R. A. O. L. fue condenado a 22 días de trabajos en beneficio de la comunidad y a la privación del derecho a la tenencia y porte de armas durante ocho meses".