Décima victoria consecutiva de un Avenida al que ya se le atisba forma

Con pocas ideas en ataque comenzó el partido Avenida, que estuvo más de cuatro minutos sin anotar, cinco ataques seguidos que desesperaron tanto a Mondelo que realizó un cambio cuádruple sacando a todas las jugadoras de inicio salvo a Anke y eso que Girona FC sólo había anotado dos canastas (0-4). Con estos cambios llegó la reacción sobre la cancha. Sobre todo en la dirección del equipo y en el juego interior en el que la pareja Gil-Lyttle estuvo mucho más acertada que la formada por Gastaminza-Erika.
Isabel de la Calle

No consiguió sin embargo ponerse Avenida por delante en el marcador en todo el primer cuarto, que finalizó 12-15, en el que los triples de Guneva y los lanzamientos de cuatro metros de Kelly le hicieron mucho daño.

En la vuelta a la cancha de juego, Mondelo apostó por su pareja titular de postes. Todo parecía señalar que Girona aguantaría tanto como lo hicieran físicamente sus jugadoras más importantes.

Sin embargo, las catalanas defendieron con brío, hecho al que se sumó la poca efectividad de las charras, que erraron canastas casi inexplicables. Decidió Mondelo dar descanso a Silvia Domínguez y en lugar de elegir a Xargay optó por Anke al base y así consiguió Avenida ponerse por primera vez por delante (22-21) en el minuto cinco del segundo cuarto gracias a una penetración impecable de Alba Torrens. Con ella y Snell como aleros el equipo se compensó y brilló mucho más sobre todo en tareas ofensivas.

Sin embargo, el final del cuarto no fue positivo para las charras, con varias decisiones arbitrales bastante controvertidas, una técnica incluída al entrenador de Avenida, que terminaron de sacar del encuentro a las charras para irse al descanso 32-38.

Volvieron del descanso las charras colocadas en zona 2x3 que Kelly se encargó de romper las dos primeras veces de forma consecutiva. A Avenida, sin embargo, le funcionó el exterior en este arranque de tercer cuarto, sumando tres triples consecutivos a manos de Torrens (2) y Domínguez. Este hecho, junto a una Lyttle a la que no lograban parar más que a base de faltas hizo que el conjunto charro volviera a ponerse por delante 49-46 con cinco minutos por jugarse del parcial.

Siguió Avenida con su zona defensiva y encomendándose a una espectacular Sancho contra la que nada podía hacer la defensa gerundense, ya recibiera de espaldas o de cara al aro, la caribeña se decidió a dar la vuelta al partido y vaya que lo consiguió. Sus 14 puntos en este cuarto dejaron a las charras con 62-58 para afrontar los últimos diez minutos del choque.

Afortunadamente, nada más comenzar el definitivo parcial, De Mondt logró un triple que dio a Avenida siete puntos de renta. Muchos ya para que se le escapara el encuentro a las salmantinas. Varió en este cuarto la defensa Avenida, que pasó a ser individual de nuevo y muy agresiva. Así consiguió el equipo robar más de un balón, que dio paso a rápidos contraataques culminados con canasta por las locales. De este modo, Avenida logró en apenas tres posesiones una renta de 12 puntos (74-62) a falta de cuatro minutos que sentenciaron claramente el partido.