Decepción y escepticismo entre la clase política tras este manifiesto

Esperanza. El presidente del Gobierno tan sólo desea el abandono “definitivo y total de las armas”. Satisfechos. Tan sólo la izquierda abertzale, EA y Aralar se muestran contentos por esta declaración
efe / MADRID

Insuficiente, ambiguo y tramposo”. La coincidencia en la reacción fue prácticamente unánime entre todos los partidos políticos vascos y de ámbito estatal tras el anuncio de ETA de que dejará de atentar.

Como era de esperar, el comunicado etarra sólo ha satisfecho, al menos de cara a la galería, a la izquierda abertzale, a Eusko Alkartasuna (EA) y a Aralar, pese a que tanto Batasuna como EA habían exigido hace dos días a ETA un alto el fuego verificable internacional, un elemento que no aparece por ningún lado en el anuncio de la banda.

La decepción se agrandó por los persistentes rumores de los últimos meses, acrecentados en las últimas semanas, de que ETA estaba dispuesta a ofrecer un alto el fuego definitivo y verificable. La ambigüedad del comunicado de hoy, en el que tan sólo se compromete a no llevar a cabo “acciones armadas ofensivas”, sin especificar si se trata de un cese temporal o permanente, no ha convencido a nadie.

A Zapatero “le parece poco”
El presidente del Gobierno se ha mostrado profundamente escéptico con esta promesa. “Le parece muy poco”, dijeron fuentes del Ejecutivo. El Ejecutivo vasco ha ido a más, al asegurar que no sólo es “insuficiente”, sino “fraudulento”. El resto de partidos políticos también se ha mostrado decepcionado con el comunicado, informa elmundo.es.

Esta coincidencia se ha trasladado a los expertos en la lucha antiterroristas, que coinciden en restar trascendencia a este comunicado descrito como “insuficiente” o “inaceptable”. “Ha hecho un encaje de bolillos”, “ni es tregua ni es nada”, consideran al tiempo que entienden que el objetivo de los terroristas es seguir como “árbitros de la situación” sin aclarar su postura acerca de la vigencia de la violencia. En este sentido, enmarcan este paso únicamente en la presión a la que la izquierda abertzale somete a la banda.

“Negociación del Gobierno”
Por su parte, para el ex ministro de Interior con el PP Jaime Mayor Oreja, el anuncio es “una pieza” más en la “negociación” del Gobierno con ETA.

El PNV ha lamentado el contenido de un comunicado que “no es el que ETA debe a la sociedad vasca ni el que ésta esperaba”, aunque ha aplazado, a la reunión de mañana de la Ejecutiva, un análisis global, mientras que el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, lo ha considerado “pura y simplemente una maniobra más de la banda”.

Izquierda Unida, a través de su coordinador general, Cayo Lara, y de su portavoz en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha reiterado la necesidad de que ETA abandone definitivamente las armas, si bien Lara ha acogido el anuncio con “absoluta satisfacción”.

El BNG valoró el anuncio, al tiempo que ha confiado en que “con el silencio de las armas se restituyan también los derechos plenos a un sector de la sociedad vasca. La presidenta de UPyD, Rosa Díez, ha expresado su cautela porque ETA ha aprovechado circunstancias similares en el pasado para rearmarse, aunque admitió que es una buena noticia.