Decenas de Buitres matan a un ternero recién nacido prácticamente en el caso urbano de Hoyos del Espino

Ataque de buitres en Hoyos del Espino

La Alianza UPA-COAG advierte a la Junta de Castilla y León "o toma cartas en el asunto o el problema se va a agravar aún más porque cada vez es mayor la población de estas aves y más la necesidad de alimento que tienen".

La Alianza UPA-COAG de Ávila denuncia un salvaje ataque de buitres a un ternero recién nacido en Hoyos del Espino.

 

Se da la circunstancia peligrosa de que ha tenido lugar a escasos 100 metros del casco urbano del municipio a primera hora de la mañana, lo que ha generado preocupación entre la población al desconocer el motivo por el que tantas aves necrófagas merodeaban por el pueblo sin motivo aparente alguno.  


La Alianza UPA-COAG recuerda que no es la primera vez que se produce un ataque de estas características en nuestra provincia este mismo año  en época de paridera, y cada vez es más habitual que estas aves carroñeras produzcan elevados daños en las zonas montañosas de la sierra abulense.

 

Esta organización advierte a la Junta de Castilla y León que, o se toma en serio este problema o las consecuencias van a ser cada vez peores, puesto que la población de estas aves se ha incrementado en exceso y cada vez disponen de menos alimentos al no poderse alimentar de cadáveres de animales.

 

En este sentido, llevan denunciando desde hace tiempo ante la Administración regional "lo que está ocurriendo en nuestra región con la gran cantidad de buitres que hay, y el peligro que supone este hecho al no haber suficientes zonas específicas de comederos o muladares".

 

Los ataques de buitres a la cabaña ganadera se han agravado después de que la Unión Europea dictara en su día estrictas medidas sanitarias tras la crisis de las vacas locas. El impedimento de dejar cadáveres de animales en la sierra ha ocasionado la disminución considerable de la cantidad de alimentos disponibles para las aves y ha incrementado el ataque a las ganaderías.  

 

La Alianza UPA-COAG considera necesario que es el momento para que se actúe desde la Administración regional porque la fauna silvestre está poniendo al límite a infinidad de explotaciones ganaderas asentadas en zonas de montaña.