De nuevo el interino se queda con la plaza de técnico de recursos humanos convocada por el Ayuntamiento

Como ocurriera con las dos plazas de arquitecto técnico, el interino seleccionado por el Ayuntamiento en 2009 ha sido propuesto para obtener la plaza en propiedad. No sólo logró la nota más alta, con diferencia, en el concurso sino que fue el único aprobado.

Como ya ocurriera hace unas semanas con las dos plazas de arquitecto técnico convocadas por el Ayuntamiento de Salamanca, de nuevo el interino que ha estado desempeñando el puesto ha logrado la mejor nota y la plaza en propiedad. Esta vez ha sido en la oposición libre para cubrir una plaza de técnico de grado medio de recursos humanos convocado el pasado julio y que se inició en diciembre. Y como ocurrió con las dos plazas referidas, de nuevo la persona que está ocupando ese puesto como interino ha vuelto a sacar las mejores puntuaciones y ha sido propuesto para obtener la plaza en propiedad.

 

El proceso, que ya sembró sospechas en el caso de las dos plazas de arquitecto técnico, se ha vuelto a repetir casi punto por punto. Cuando se inició el proceso, 35 personas se inscribieron para las pruebas y finalmente fueron 20 los opositores admitidos. La plaza, de nivel A2, corresponde a la oferta de 2009. Entonces fue cubierta a través de una comisión de selección para concederla como interinidad.

 

El primer ejercicio de la oposición libre para conceder la plaza en propiedad se celebró el pasado 14 de enero y, según los resultados conocidos días después, con fecha de 6 de febrero, solo uno de los veinte opositores había aprobado, y lo había hecho con una nota muy superior a la de los demás. En concreto, obtuvo un 7,04, siendo la nota más alta por detrás de 4,34; solo otros dos aspirantes lograron pasar del tres, y el resto quedó muy por debajo. El único aprobado y nota más destacada corresponde con la persona que, actualmente, ocupa la interinidad tras ser seleccionado en noviembre de 2009.

 

Al ser el único aprobado, también fue el único aspirante que continuó con el proceso y las pruebas segunda y tercera, en la que logró puntuaciones de 5,53 y 5,10, respectivamente. A día de hoy, el tribunal ha propuesto a este candidato para su nombramiento en la provisión en propiedad de esta plaza de técnico de grado medio de recursos humanos en la plantilla del Ayuntamiento de Salamanca.