De las lágrimas a los premios: la niña que lloró en la primera tabla da el segundo y un quinto

Maguette rompió a llorar tras atascarse en la primera tabla

La niña Maguette ha sido una de las protagonistas de la jornada. Empezó llorando al no poder cantar un número en la primera tabla y acabó dando el segundo, 1.250.000 euros, y un quinto.

La niña Maguette Fall, quien cantó en la primera tabla y rompió a llorar al trabarse con un número, ha vuelto cantar en la octava tabla para repartir suerte con un segundo premio dotado con 1.250.000 euros a la serie, al número 92.845, y otro quinto premio al número 67.924.

 

La tardanza en salir de los premios ha seguido siendo la tónica dominante en esta tabla. De hecho, no ha sido hasta el séptimo alambre, a las 12.26 horas, cuando ha salido el quinto premio. La gente del Teatro Real, que espera con impaciencia la salida del 'Gordo', se ha echado incluso las manos a la cabeza al tratarse de otro de los premios menores. Tan solo dos minutos después, en el octavo alambre y a las 12.28 horas, John David (que también repetía junto a Maguette) ha vuelto a tapar el alambre para dirigirse a la mesa cantando el segundo premio, que ha recaído en el 92.845.

 

A partir de ese momento, Maguette, que los ha cantado con mucha tranquilidad, ha empezado a sonreír junto a su compañero. La gente del auditorio también se ha animado e incluso ha empezado a aplaudir cuando ha concluido la tabla, a las 12.36 horas, cantando al unísono 'Que salga el Gordo'.

 

Los niños de San Ildefonso Maguette Fall y Jhon David han iniciado el Sorteo de Navidad con una primera tabla que se ha saldado sin dejar ninguno de los grandes premios y cuya lectura ha estado marcada por las lágrimas de ella, que tras 'atascarse' en uno de los números, ha tenido que hacer un par de pausas.

 

La tabla, cantada sin más incidentes que la caída de una bola al suelo, cuya moqueta ha impedido que echase a rodar y que ha sido recogida inmediatamente, ha servido así para seguir alimentando la expectación al no dejar ninguno de los premios más esperados al terminar, a las 9.34 horas.

 

Maguette ha sido la protagonista. A la joven estudiante del Colegio San Ildefonso se le ha resbalado una de las bolas en el quinto alambre aunque la ha recuperado sobre la marcha del suelo. Ahí han comenzado sus nervios, más perceptibles por el temblor de la voz que por su apariencia, pues ha mantenido el tipo durante los cuatro alambres siguientes.

 

En el noveno, Maguette se ha atascado con la lectura del 58.052, y tras afirmar "oh, no me sale", se ha echado a llorar. Ha realizado una pausa de apenas un par de minutos durante los que ha bebido agua arropada una ovación del público, entre el que, como es habitual, hay un gran número de personas disfrazadas este año. Secándose aún las lágrimas y conteniendo la voz ha cantado el noveno alambre y después el décimo, ambos sin ninguno de los premios más esperados.

 

Maguette se ha retirado del escenario junto a Jhon David, Aroa Patricia Vaquero y Zaira Carbajo Castro, los 'niños de San Ildefonso' que se han encargado de esta primera tabla de la jornada.