De la Torre eligió al administrador concursal para PAS de manera "discrecional" y con una lista de Las Palmas

La concejala y diputada Chabela de la Torre, en un pleno del Ayuntamiento de Santa Marta.

La diputada justificó ante la comisión de Hacienda de la Diputación la elección por cumplir el requisito de estar en la lista de habilitados para esta función, pero solo documentó su presencia en la lista del colegio de titulados mercantiles de Las Palmas.

La elección de un administrador concursal vinculado al PP y de fuera de Salamanca para representar a REGTSA en el millonario concurso de acreedores de tres empresas del grupo Mariano Rodríguez sigue arrojando algunos datos curiosos. El fundamental, el hecho de que la elección haya sido descrita como "discrecional" por la diputada de Economía y Hacienda, Chabela de la Torre, responsable de la designación. Y que se haya hecho con el criterio de que figura en una lista de administradores reconocidos para ejercer esta labor, pero para cuya justificación se usó un documento del colegio mercantil de Las Palmas.

 

Así se desprende de los datos que ha dado a conocer el grupo socialista en la Diputación, que considera esta decisión un escándalo. Según el PSOE, en un informe del 6 de marzo de 2013 la diputada De la Torre informó que REGTSA tenía que hacer "una propuesta discrecional entre aquellos profesionales del área económica que reunieran el único requisito de figurar en las listas disponibles a este efecto en el Juzgado Decano". En esta circunstancia asienta la diputada la designación en enero de 2012 de Rafael Ángel de León Expósito, un profesional con una amplia vinculación al PP, del que fue militante hasta que impulsó un nuevo partido, Centro Canario Nacionalista, también con acuerdos con los 'populares'.

 

Sin embargo, y cuando el PSOE pidió consultar los documentos en los que se atestigua que el designado figuraba en la lista como posible administrador concursal para Salamanca, la diputada entregó una fotocopia de un documento cursado por el Colegio Oficial de Titulados Mercantiles y Empresariales de Las Palmas en el que se certifica que el citado profesional está dado de alta en la lista para ejercer de administrador concursal. Documento que está fechado en septimbre de 2010, cuando la designación es de enero de 2012, con lo que no serviría para atestiguar su pertenencia a una lista que, por otra parte, no es la de Salamanca, donde debería estar registrado para poder ejercer en el concurso de las empresas citadas.

 

Sin embargo, la normativa obliga a que los profesionales que quieran acceder a la lista de administradores concursales se apunten en la de cada provincia en la que quieran ejercer. Y en este sentido, no figura en ninguna de las listas que publica el Ilustre Colegio de Abogados de Salamanca cada año con los habilitados para ejercer en concursos de acreedores, una lista que se nutre de profesionales colegiados como abogados, economistas, auditores y titulados mercantiles. Al menos, no con su nombre, Rafael Ángel de León Expósito, con el que ejercer como administrador en concursos para los que ha sido nombrado en otras empresas en Lanzarote.

 

 

EL ACCESO A LOS CONCURSOS DE ACREEDORES

 

Acceder como administrador concursal a un concurso de acreedores no es tarea sencilla. Además de inscribirse debidamente, y cada año, en la lista correspondiente del colegio de abogados de cada provincia donde se quiera ejercer, es necesario contar con una experiencia acreditada y comprometerse a tener una dirección profesional en la provincia. Según fuentes consultadas por TRIBUNA, de entrada hay que acreditar más de cinco años de ejercicio en esta materia, pero la elección es una cuestión potestativa del juez.

 

Lo normal es que tome el nombre de la citada lista, pero lo hace siempre contando con profesionales que traten habitualmente estos procesos en la provincia donde se producen. Este campo suele ser, por este motivo, terreno de profesionales muy especializados en cada provincia. Con el aumento de los procesos concursales se ha producido un incremento de los profesionales que se apuntan a la lista, pero no todos tienen acceso habitualmente a estos procesos. De hecho, no hay concursos para todos porque se declaran unos 40 de estos procesos mercantiles cada año en Salamanca.

 

En el caso de Salamanca, la cifra no pasaba de los 8-10 profesionales muy acreditados que se reparten todos los concursos, algunos de ellos muy conocidos. Y en la inmensa mayoría de los concursos que se inician en Salamanca, los designados por los jueces son de la provincia. Es cierto que el campo se ha abierto por el aumento de las empresas en concurso, pero también que las grandes firmas que se dedican a las administraciones concursales trabajan en las grandes capitales, ya que rara vez en Salamanca se producen concursos del volumen del de los tres que afectan a empresas de Mariano Rodríguez.

Noticias relacionadas