De La Hoya a La Covatilla: El motor se cita en la Subida Charra

Imagen de la presentación

La XXIII Subida Charra en La Covatilla contará este sábado con la participación de 40 equipos y 400 personas que ascenderán a la estación de esquí de La Covatilla desde la localidad salmantina de La Hoya, en el kilómetro 1,6, y hasta el kilómetro 5,8.

La prueba es valedera para los campeonatos de Castilla y León de montaña para escudería en asfalto según han informado el director del Museo de Historia de la Automoción, Luis Miguel Mata, y el jefe territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, Adolfo Domínguez.

 

Para poder participar en la prueba se necesitan las licencias de piloto y concursante expedidas por la Federación de Automovilismo de Castilla y León para el año en curso, con sus seguros correspondientes de mutualidad deportiva.

 

Entre los inscritos figura Andrés Vilariño, cinco veces campeón de Europa y seis de España en pruebas de montaña y un año campeón de la Federación Internacional quien ya ganó esta misma prueba, en 2011, con una barqueta norma psa de 500 caballos, también "destaca" la inscripción de Pedro Morera de Pelegrí, ganador de turismos del 2015, que en este año con una barqueta de 500 caballos.

 

ORGANIZACIÓN DE LA PRUEBA

 

La prueba, organizada por la escudería Ordemots, cuenta con un Colegio de Comisarios Deportivos que vigilan las licencias o seguros así como otro de Comisarios Técnicos que se cercioran de que se cumplan las medidas de seguridad de los pilotos o el circuito, entre otros.

 

También hay un equipo de 15 cronometradores en posiciones de salida, intermedios y meta, encargados de organizar los tiempos de los participantes.

 

En total, la organización la forman 165 personas además de 22 comisarios de ruta que con banderas de distintos colores anuncian el estado de las siguientes curvas o avisan de cualquier posible peligro. También se cuenta con otras personas de apoyo y con un completo servicio de asistencia.

 

Se otorgarán premios a los diez mejores clasificados en turismos y a los diez en monoplazas, de modo que cada clase (por cilindrada) tendrá tres trofeos especiales patrocinados por la Fundación Gómez Planche y Museo de Historia de la Automoción de Salamanca, concedidos a los 3 clasificados en vehículos de más de 25 años o históricos.

Noticias relacionadas