De la Barrera: "Hay que sumar y no restar. Es muy fácil venir y faltar al respeto a los jugadores"

De la Barrera, en un momento del choque (Foto: Cristian Martín)

Rubén de la Barrera se mostró satisfecho por la victoria por lo que supone para su plantilla pero mostró su enfado con un sector de la afición cuya actitud durante los partidos no entiende. 

El entrenador del CD Guijuelo, Rubén de la Barrera, se felicitaba por una victoria que reconoce que necesitaban. "Lo estábamos buscando y afortunadamente ocurrió. En la segunda mitad hemos hecho coas y se ha reconocido al equipo. La diferencia podía haber sido mayor y me alegra sobre todo por lo que supone para la recuperación anímica de los jugadores. Llevábamos cuatro derrotas pero tres semanas en las que no te sientes el mismo equipo y hoy nos hemos sobrepuesto a una primera parte que se complica porque en una situación así los nervios atenazan y no te puedes liberar", reconoció. 

 

Cree que hay que ser consecuente con el momento y lo que faltaba era "soltarse porque aquí nadie ha matado a nadie. Has perdido cuatro partidos y parece que eres un equipo que no te corresponde. Tuvimos un inicio de Liga espectacular y eso genera expecatativas pero aquí hay que estar en las buenas y en las malas".

 

El partido pudo cambiar si Royo no hubiera detenido el penalti. "En la primera parte si algo malo podría ocurrir, ocurrió", apuntó De la Barrera. "No esperaba verme por debajo pero sí es verdad que existía el peligro de que ellos explotaran que estábamos atenazados. Llegó un penalti absurdo que afortunadamente detiene Royo y poco a poco nos fuimos encontrando cómodo y a gusto, Me alegro por todos pero hasta que no ganas, lo pasas mal".

 

El técnico del Guijuelo no ocultó su malestar porque no le gustó cómo trató un sector de los aficionados a su equipo. "Somos humanos, técnico y jugadores de Segunda División B y por la situación es verdad que había nervios y estábamos atenazados. Es en ese momento cuando la gente tiene que estar ahí porque después del gol es muy fácil aplaudir", comentó.

 

"El equipo no lo estaba pasando bien y la gente no estaba con él. Entiendo que hay que dar y también que es fácil estar cuando sale todo pero hay momentos en que se tiene que sentir un empujón y si, por lo que sea, no puede venir desde dentro, tiene que venir desde fuera. El gol ayuda, parar el penalti, ayuda pero la gente tiene sumar y no restar. Aquí parece que es muy fácil venir y faltar el respeto a los jugadores . Al final del partido que se manifiesten como consideren pero mientras se juega sí echo en falta que el jugador se sienta arropado".

 

JAVI BERMÚDEZ: "EN DIEZ MINUTOS TODO SE FUE A LA MIERDA"

 

El entrenador de la Arandina se mostraba muy cabreado con sus jugadores: "En diez minutos se ha ido todo a la mierda. No han hecho mucho más pero nosotros no somos capaces de meterlas en tres acciones clarísimas y esa es la diferencia entre y otro. Hemos tenido diez minutos muy malos en el segundo tiempo pero en el primer tiempo los hemos tenido maniatados. Llega el penalti y si lo metemos hubiera cambiado mucho el partido pero ha hecho una parada muy buena. Después los diez minutos esos de desastre que desde fuera poco puedo hacer, salvo cambiar unos y meter a otros pero los once no los puedo cambiar. Han metido los goles y luego se han recreado".

Noticias relacionadas